scorecardresearch

El Programa de Emprendimiento 1.131 se abre a la Comunidad

J.M.M.
-

La sexta edición de la iniciativa de la Fundación Tatiana podrá ser seguida por emprendedores de Castilla y León gracias a una metodología mixta

El Programa de Emprendimiento 1.131 se abre a la Comunidad

El Programa de Emprendimiento 1.131, que promueve la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno a través del Observatorio Activo Ávila 1.131, con la colaboración de la Universidad de Salamanca y el Instituto de Competitividad Empresarial (ICE) de la Junta de Castilla y León, alcanza su sexta edición con novedades importantes, donde destaca que abrirá sus puertas a la presencia de emprendedores de toda Castilla y León.

Tras cinco ediciones que han acogido a más de 120 startups abulenses de distinta naturaleza (tecnológicas, agro, consumo, servicios, cultura, artesanía, deportes, educación u obra social, entre otros ámbitos), este viernes se presentó su sexta edición en la que se apostará por una convocatoria regional, para que emprendedores de toda Castilla y León tengan la oportunidad de acceder a su programa.

En el acto de presentación, Álvaro Matud, director académico de la Fundación Tatiana Pérez de Guzman el Bueno, expresó la “satisfacción” de la fundación de la “andadura de este programa desde que comenzó”, pues fue “una apuesta innovadora que ha ido creciendo con los años y se ha ido consolidando en el panorama no sólo de Ávila, sino de toda Castilla y León, y está alcanzando una difusión nacional”.

Matud recalcó que la fundación, en estos año, “fruto de nuestro objetivo de apoyar al liderazgo de los jóvenes y a sus iniciativas cívicas, ha encontrado en el emprendimiento una herramienta estupenda para empoderarles y, además, contribuir al desarrollo de las economías de Ávila y de otras ciudades en las que trabajamos”.

El director académico de la Fundación precisó que en estos cinco años “hemos invertido 210.000 euros en el emprendimiento de Ávila” con unos resultados que “nos llenan de satisfacción”, con 120 proyectos que han pasado por este Programa de Emprendimiento con “una tasa de supervivencia, de éxito, de esas pequeñas empresas que alcanza el 60 por ciento”.

Matud atribuyó parte de ese éxito a “la metodología del emprendimiento y el tipo de emprendimiento al que nos dirigimos, que está muy ligado al territorio, a las personas y no es un emprendimiento de startups tecnológicas, sino que está muy adaptado a las necesidades de cada sitio”. Y precisó que “nuestro objetivo es crear ese tejido social y empoderar a los jóvenes y a los que tienen ese espíritu joven de lanzarse a emprender”.

Por su parte, Leticia Lombardero, directora adjunta de la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno y responsable de los Proyectos de Emprendimiento a nivel nacional, aseguró que después de la experiencia de estos cinco años “Ávila ha demostrado sobradamente que se puede convertir en un epicentro de un emprendimiento local que queremos llevar a nivel nacional”. Así, anunció que por primera vez este año van a abrir este Observatorio Activo Ávila 1.131 “a toda Castilla y León”, gracias, fundamentalmente, a la “metodología mixta” que se ha implantado con motivo de la pandemia. “Nos ha ayudado a todos a adaptarnos muy rápido a las nuevas tecnologías, y el programa ya se pudo seguir el año 2020 de manera telemática, y este año va a seguir así”, señaló.

Lombardero recalcó que esa metodología mixta les va a permitir llegar a otro tipo de ponentes de gran relevancia, entre los que mencionó a Carlos Fernández, director de Marketing de Iberdrola; Paco Bree, director de programas de innovación; Gustavo Entrala, asesor de empresas en el diseño de estrategias de futuro; Ignacio y Miguel Viguera, cofundadores de Nagami; Iván Navas, CEO de Doofinder; o Cristina Oria, fundadora y CEO de Cristina Oria.

A su vez, destacó que la buena experiencia de Ávila ha llevado a la Fundación Tatiana a llevar este programa a otras ciudades, como Cáceres, una iniciativa que se va a coordinar desde el Observatorio Activo Ávila 1.131 adaptándolo a las necesidades de esa ciudad extremeña. Ese programa arrancará en enero de 2022 y estará abierto a toda Extremadura. A juicio de Lombardero, “es una buenísima noticia para los abulenses, que han sido los que nos han demostrado y se han convertido en motor de todo esto, y algo que empezó como un sueño hace seis años, es hoy una auténtica realidad”, y les ha permitido extender esa experiencia a toda Castilla y León y a Extremadura. En este sentido, Álvaro Matud apostilló que “estamos resucitando la trashumancia del emprendimiento, porque estamos yendo desde Ávila hasta Extremadura, como aquella trashumancia de ganado que se hacía por el Puerto El Pico, y hoy estamos haciendo esa trashumancia con emprendedores”.

Finalmente, Daniel García-Moreno, coordinador del Observatorio Activo Ávila 1.131, destacó que, a pesar de estas novedades, el Programa de Emprendimiento 1.131 “mantiene su esencia, la misma estructura”. Así ofrecerá a todos sus alumnos toda la formación y talleres que necesitan para hacer realidad su idea o hacer crecer su proyecto con el espíritu “slow y all in one” en su formación, con el apoyo de mentores de primer nivel, una plataforma de networking nacional en la que conocer, compartir y conservar y un hub con coworking y área privada online en el que trabajar, relacionarse y crecer como emprendedores y como personas.

Según explicó García-Moreno, este año serán 30 el número de proyectos que en la sexta edición se incubarán, con lo que aumentará un 33% respecto a años anteriores el número de proyectos becados.

El formato del curso será mixto, y sus planos presencial y virtual convivirán para poder facilitar la formación a los alumnos de fuera de Ávila, sin renunciar a los encuentros presenciales, que tendrán lugar en Ávila. Así habrá un clínic mensual que será de obligada presencia. En este sentido, García-Moreno aseguró que, con esas citas, “seguiremos creando esa comunidad que es el principal valor del programa, al margen de las formaciones, mentorizaciones, tutorizaciones”.

Todos ellos optarán a un fondo final de becas de 36.000 euros como capital semilla para los mejores proyectos y se pondrá a disposición de los emprendedores seleccionados un amplio abanico de actividades de networking, el espacio de coworking y el resto de instalaciones del Ávila 1.131.

Para participar, los interesados dispondrán hasta el 13 de diciembre para entregar físicamente en la sede del Ávila 1.131 o vía e-mail (info@avila1131.es) un currículum y una presentación de su proyecto emprendedor de unas 800 palabras en total. La selección de las candidaturas se realizará por una comisión evaluadora formada por miembros del Consejo Asesor, que presentará su propuesta a la Fundación, y cuya decisión será comunicada el 17 de diciembre.

A su vez, recalcó que la extensión del programa a Cáceres va a permitir que “el ecosistema crezca cualitativamente, con grandes ponentes, y también cuantitativamente, vamos a poder ser más lo que formemos parte de esta ola de crecimiento, de transformación, de experiencia, de orgullo de pertenencia”.