scorecardresearch

Ana Sánchez, candidata del PSOE para presidir las Cortes

SPC
-

Tudanca vuelve a mostrarse dispuesto a hablar con el PP si hay un «veto a la extrema derecha»

Ana Sánchez y Luis Tudanca, durante la noche electoral. - Foto: M. Chacón (Ical)

El Partido Socialista de Castilla y León puso ayer nombre y apellidos al candidato que presentarán para la presidencia de las Cortes en la sesión constitutiva del Parlamento de este jueves. La secretaria de Organización y procuradora electa por Zamora, Ana Sánchez, es la elegida por los deLuis Tudanca para acceder al segundo puesto institucional más importante de la Comunidad. Una empresa para la que el líder socialista regional ha pedido a todos los partidos minoritarios que apoyen esta candidatura, y retó a los miembros de la nueva cámara a posicionarse: «O el PP y Vox o una presidenta del PSOE». De ese modo, el 10 de marzo, día de la constitución de las Cortes de Castilla y León, se votará la candidatura del PSOE a la Presidencia de la Cámara y la que presente el PP, que ya informó de su aspiración a presidir la institución, si bien hasta ahora no ha desvelado la persona que propondrá, mientras que Vox también mantiene que quiere presidir el Parlamento autonómico.

El secretario regional del PSOE, Luis Tudanca, tras la reunión de la Comisión Ejecutiva autonómica de la formación, explicó que ha trasladado a todos los partidos minoritarios que presentarán una candidatura alternativa a la Presidencia de las Cortes, encabezada por Ana Sánchez, y añadió que también les ha pedido su apoyo para que el Parlamento de la Comunidad no esté presidido por Vox o por el PP con Vox. El PSOE ya propuso en junio de 2019 a Ana Sánchez como candidata a la Presidencia de las Cortes, después de ganar a las elecciones, y obtuvo los 35 votos de los socialistas más los dos de Podemos, pero el pacto de PP y Cs llevó a presidir la Cámara a Luis Fuentes. 

Según el dirigente socialista, la respuesta ha sido positiva, ya que comparten su posición de que la extrema derecha no tenga capacidad de decisión, si bien miró al PP para preguntar sí está dispuesto a no apoyarse en Vox a través de un veto, que sería a nivel nacional, para a partir de ahí empezar a hablar. En este punto, volvió a mostrarse dispuesto a hablar con el PP si hay un «veto democrático a la extrema derecha» y se impide que Vox tenga capacidad de decisión.

Sin sillones

Quiso aclarar a este respecto que no piden puestos o cargos, sino de un «cordón sanitario» en todos los sitios a Vox porque, advirtió, no se trata de desbloquear una votación para investir a Mañueco y que luego pacte con la formación verde porque el PSOE no será cómplice de lo que ha hecho el PP en 35 años y de lo que pueda hacer en el futuro. No obstante, reconoció que no ve ningún «interés» porque el PP no ha vuelto a llamar y no se trata sólo de «desbloquear» la votación, que de nada serviría si «al día siguiente» pacta con Vox leyes, presupuestos, deroga el decreto de la memoria histórica y la ley igualdad. 

«Han pedido cargarse al señor Casado para tapar su corrupción, pero nunca jamás impedirán que el Partido Socialista defienda la ética y la decencia», avisó Tudanca, quien aseveró que no les van a «callar nunca», pero además aclaró que no han pedido cargos ni puestos sino que sólo han puesto como condición al PP que «aíslen a la extrema derecha».

Así, ha pedido a los populares que abandonen cualquier tipo de pacto con aquellos «que no creen en los derechos de las mujeres», o que no quieren que Castilla y León sea «tierra de acogida» para los refugiados lleguen de donde lleguen.