De Mesa y Rubén Ramiro conectan al Real Ávila

A.S.G.
-

La conexión entre los extremos encarnados, clave en el ataque del Real Ávila en este inicio de temporada. Pese al potencial ofensivo de los encarnados, únicamente tres goles. El miércoles duelo ante el Astorga

De Mesa y Rubén Ramiro conectan al Real Ávila - Foto: David Castro

El Real Ávila encontró su primera victoria de la temporada de manos de su vieja guardia, de dos viejos conocidos fuera y dentro del terreno de juego, donde se entienden, se conocen y se encuentran.Cuando lo hacen, el gol está cerca. Lo hicieron en el arranque de la temporada. Ante el Real Burgos fue Javi de Mesa el que le regalaba el gol a Rubén Ramiro. Quiebro en el lateral, pase al segundo palo y duro disparo del ‘7’. No sirvió para ganar pero sí para poner en evidencia que el uno sin el otro son un poco menos. Y a la inversa. Ante el Becerril las tornas se dieron la vuelta. Saltó Rubén Ramiro en la segunda mitad y en una de las primeras que tuvo encontró a Javi de Mesa. Intuyó el desmarque del ‘10’. Balón largo a la espalda de los centrales, control, caño al portero y gol de Javi de Mesa. Esta vez, y pese al susto de Carlos en el 90’ –su cabezazo se marchó fuera con todo a favor–, el Real Ávila se quedó por fin con los tres puntos.
«El gol es fruto de esa conexión que queremos. Habrá rivales que ya intentarán trabajar para defenderla» valoraba JonathanPrado tras el encuentro. Una jugada, en realidad, ensayada. «Ya llevamos un par de años jugando juntos y en los entrenamientos ensayamos mucho el juego de banda a banda, de extremo a extremo y por suerte está saliendo» reconocía Rubén Ramiro en un momento en el que ya había ganas de sumar en el equipo tres puntos después de dos partidos en los que «se nos escapó en los últimos minutos».
Le cuesta aún al equipo cerrar los partidos. Se vio en las primeras jornadas y se notó ante unBecerril que, como el Real Burgos y el Júpiter Leonesa B, tuvo la última para empatar. De haber encontrado portería el cabezazo de Carlos hubiera sido un jarro de agua fría para un equipo que necesitaba ganar en todos los aspectos. «Estamos contentos no sólo porque hemos ganado, sino por ganar en sensaciones» dejaba sobre la mesa JonathanPrado, que esta semana tendrá un primer examen de nivel ante el Astorga de Miguel Ángel Miñambres, que suma dos de dos tras un fin de semana de descanso. Y necesitarán algo más los encarnados visto el arranque de temporada de unos y otros.
Porque de nuevo ante el Becerril, y como ya se viera ante el Real Burgos, no es sólo una cuestión de gol, es de ritmos. Los encarnados dominan, pero no se imponen ante el guión del rival. Sin Peli, clave en la sala de máquinas, Jorge, Sergio y Ortiz deberán encontrarse. Al menos si vuelve a apostar por ellos JonathanPrado en la Eragudina.Porque de nuevo habrá cambios. El primero, Rubén Ramiro. Es un lujo comenzar cualquier partido sin él en el campo.