scorecardresearch

El presidente del Patronato de Sonsoles presenta su dimisión

J.M.M.
-

Carlos Javier Jiménez Durán toma esta decisión debido "a la baja confianza y, sobre todo, a la falta de respeto a mi persona y a la institución que represento por miembros de la Junta Directiva"

El presidente del Patronato de Sonsoles presenta su dimisión

El presidente del Ilustre Patronato de la Ermita y Hospital del Peregrino de Nuestra Señora de Sonsoles, Carlos Javier Jiménez Durán, presentó este lunes su dimisión debido «a la baja confianza y, sobre todo, a la falta de respeto a mi persona y a la institución que represento por miembros de la Junta Directiva».

En un comunicado, Jiménez Durán asegura que se ve con «la obligación de dimitir como presidente para que así el Patronato siga su camino, sin que yo sea el obstáculo que algunos mencionan y algunos al dar la callada por respuesta, la traduzco como seguidores de esas palabras».

A su vez, continuó diciendo, «en estos últimos meses, por egoísmo, por envidias, 'no sé…', me han injuriado y he sido víctima de faltas de respeto, lo que me ha llevado a tomar esta decisión (con todo mi dolor)» y la cual la hacía pública ante de comunicárselo a la Junta Directiva, que se reunía en la tarde de este lunes, y al obispo de Ávila, José María Gil Tamayo.

Jiménez Durán recalca que «muchos pensarán que es cobardía y que, al final, hay que luchar para que no se salgan con la suya, pero hay personas que les gusta el enfrentamiento continuo (a mí no), al no tener responsabilidades, a sabiendas que si algo saliese mal  ellos se esconden como tortugas 'en la clandestinidad', no dando la cara ante decisiones». Y añade: «Pues que sigan pero conmigo no, que sigan que algún día serán juzgados, como dice la Biblia (por sus palabras y acciones».

Jiménez Durán, que llevaba más de 16 años con funciones de responsabilidad en el Patronato de Sonsoles (13 años como secretario y en los últimos 121 días como presidente), afirma que seguirá desde la Junta Directiva «con las funciones que me asignen y sobre todo ejerciendo de notario para que este Patronato sea más grande si cabe en Ávila y su provincia, la Virgen sea portadora de buenas noticias, que esté más cerca de todos en estos tiempos tan duros que nos ha tocado vivir (crisis, pandemia, incendios, guerras, refugiados, etc.) y un sinfín que el hombre va creando».

Este domingo se celebró el día grande del Patronato de Sonsoles y Carlos Javier Jiménez Durán reconocía que, después de unos años duros, «ayer disfrute muchísimo, presidiendo a Nuestra Señora de Sonsoles de nuevo por el recinto, con su andas brillantes y acompañados de muchos de vosotros, devotos, amigos y familiares». Y reconocía que la decisión ya la tenía tomada hace «unas semanas» y que simplemente la conocían sus más allegados.