scorecardresearch

La Diputación apoya quince proyectos de investigación

D. Casillas
-

La Institución Gran Duque de Alba presentó ayer los proyectos de ayudas a la investigación de 2022 seleccionados de entre los 37 presentados, a los que asigna una subvención de 55.000 euros

La Diputación apoya quince proyectos de investigación

La Institución Gran Duque de Alba, dependiente de la Diputación Provincial, presentó este martes los proyectos de ayudas a la investigación sobre temas abulenses seleccionados en la convocatoria 2022, una quincena de trabajos sobre temas abulenses muy variados, todos ellos definidos por ser novedosos, interesantes y útiles para la sociedad abulense, que fueron seleccionados de entre los 37 presentados a esta convocatoria.

Eduardo Duque, diputado de Cultura, y Maximiliano Fernández, director de la IGDA, hicieron público el nombre de los proyectos seleccionados, en un acto celebrado en el Palacete de Nebreda en el que estuvieron acompañados por tres de los investigadores que han resultado beneficiarios, Jorge Velázquez Saornil, José Manuel Barragán (de la convocatoria general) y Sergio Luis Náñez (de los menores de 35 años).

Recordó Duque que las ayudas concedidas son quince en total, diez de 4.000 euros cada una en la modalidad general y cinco de 3.000 euros en la de jóvenes investigadores, para sumar una inversión «de la Diputación en el talento investigador de nuestra provincia de 55.000 euros».

La novedad más destacada de este año, añadió, «es que las becas se han convocado por áreas, repartidas de la siguiente forma: en la modalidad general, tres en el área de Ciencias, tres en la de Ciencias Sociales y Jurídicas, dos en Ingeniería y Arquitectura y otras dos en Humanidades; en la modalidad de jóvenes investigadores, dos en Humanidades, una en Ciencias, una en Ciencias Sociales y Jurídicas y una en Ingeniería y Arquitectura».

Destacó Duque que con estas becas «impulsamos proyectos de investigación sobre Ávila en los más variados ámbitos del saber; son proyector originales, propios e inéditos, que juntos y por separado van a contribuir a plasmar y desarrollar el gran patrimonio humano, histórico y científico de nuestra provincia».

La Diputación muestra, además, «su respaldo a investigadores que tanto esfuerzo y talento dedican a satisfacer su curiosidad, y con ello engrandecer lo que somos. Como institución pública tenemos entre nuestras misiones velar por el patrimonio de la provincia, acrecentarlo y divulgarlo, y eso es lo que hacemos apoyando a los mejores investigadores que centran su inquietud en Ávila».

Maximiliano Fernández agradeció, «una vez más, el esfuerzo que hace la Diputación Provincial por entregar estas becas cada año, que sin duda contribuyen al conocimiento y desarrollo de nuestra provincia. Se pretende que las becas sean un estímulo para la investigación que ayuden a afrontar gastos de desplazamiento, materiales, dedicación, etc, y que contribuyan al conocimiento y desarrollo de todas las áreas de la IGDA, y en consecuencia que sean un estímulo para el desarrollo de la provincia, similar a los proyectos I+D+I, y que aporten soluciones a problemas como el demográfico o conseguir mejoras productivas».

La prioridad de las ayudas «son los investigadores jóvenes, temas provinciales, relevantes para el desarrollo de la provincia, que sean originales, novedosos y de interés cultural», buscando que los beneficiarios no repitan en el plazo de tres años para «que de esa manera las oportunidades se distribuyan mejor».

El procedimiento de valoración, «que consideramos bastante objetivo», se hace teniendo en cuenta «una baremación con puntuaciones muy definidas que discutimos en junta técnica de todos los coordinadores de las secciones y áreas, en aspectos como métodos, objetivos, presupuesto económico, plan de viabilidad, bastante objetivamente a través de la aplicación de criterios técnicos, transparentes, muy claros».

Se valoran también los currículos de los candidatos, y «finalmente asignamos unos tutores, que se encargarán del control y seguimiento de las becas para que lleguen a buen término, que no se desvíen del proyecto becado y que se presenten en el plazo establecido».

Sergio Luis Náñez explicó que «mi proyecto, Finanzas para todos,  busca básicamente revertir una situación que por desgracia estamos viviendo en la provincia de Ávila y es que desde la crisis financiera hasta el 2008 más o menos se cerraron el 40% de las oficinas bancarias en la provincia, proceso que desde entonces ha continuado debido al proceso de consolidación bancaria que vivimos, y esto en números viene a representar que aproximadamente el 86% de los municipios de Ávila no tienen oficina bancaria ni cajero para sacar dinero». Los bancos, siguió, «han intentado trasladar toda esa operativa al ámbito digital, pero en la provincia y en esos municipios viven personas mayores que no tienen habilidades digitales para operar con los nuevos medios. El objetivo del proyecto es primero realizar una medición sobre el grado de habilidad o de conocimiento de los medios de pago que tienen os habitantes de esos municipios, y luego elaborar una serie de materiales didácticos que puedan ser comprendidos por todo el mundo y compartirlos con los municipios. Luego se realizará otra medición para saber si esos materiales están sirviendo para ese fin».

José Manuel Barragán, coautor del proyecto 'Validación en población abulense normotensa e hipertensa del smartwatch para la automedida de la tensión arterial', adelantó que ese trabajo «trata sobre las tecnologías digitales de los relojes que están diseñados para múltiples funciones como hacer un electro o tomar la tensión, ya que a veces todas esas mediciones no tienen correlación exacta con la práctica clínica». Su idea valora también «la ventaja de ver la tensión están durante todo el día y no solo en el momento puntual de la consulta, y así detectar posibles situaciones anómalas y corregirlas, mejorando la calidad y cantidad de vida disminuyendo los riesgos cardiovasculares, que son una de las principales causas de mortalidad».

Jorge Velázquez, compañero de Barragán en ese trabajo realizado por médicos y fisioterapeutas, apuntó que  «esta ayuda, que es para nosotros muy importante, apoya la investigación y da un impulso para que desde esta provincia se puedan hacer trabajos de calidad».