scorecardresearch

El año que debía ser y no pudo serlo

A.S.G.
-

David Mayoral afrontaba la temporada en el Lugo «como un año clave». Una lesión de rodilla le llevó a sumar un año en blanco. Ahora el jugador abulense deberá pasar de nuevo por el quirófano

David Mayoral, en su partido de debut con el Lugo. - Foto: @DavidMayoral7

Lo tenía claro desde el principio. «Este año –por la temporada ya concluida– era el más importante de mi carrera pero desde el principio me lesioné».Apenas cuatro partidos, y no es un decir, pudo disputar este curso el abulense David Mayoral en las filas de un Lugo con el que regresaba no sólo al fútbol español, después de su buen hacer en el Hermannstadt de Rumanía, sino a la Segunda División. Volvía «con ganas» decía entonces en su presentación con el equipo gallego. Se ha quedado con las ganas.Porque la suerte no ha estado del lado del extremo abulense, al que una lesión de rodilla no sólo le ha obligado a firmar un año en blanco, sino que pone en peligro toda la temporada 2022-23.

Una lesión en el menisco  le llevó a pasar por el quirófano el pasado mes de octubre. «No sé si por una mala recuperación o por lo que haya sido, al final se ha alargado todo más de lo que debería haber sido y ahora me ha salido otra lesión en la rodilla. Al no tener menisco, el cartílago se ha degenerado y ahora tengo que valorar qué hacer» apunta Mayoral ante un momento complicado en su carrera.

El tratamiento conservador que ha intentado no ha funcionado. «La única solución que queda es operar» apunta tras valorar no pocas opiniones de los profesionales sanitarios. «Ahora mismo las molestias en la rodilla no me permiten jugar al fútbol.Lo más seguro es que tenga que pasar por el quirófano y la recuperación será larga».Apenas le queda decidir a qué tipo de intervención se somete y con quién.

Un escenario difícil para el jugador abulense, que va camino de afrontar, «sin el casi», dos años perdidos. «Van a ser seguro dos temporadas perdidas» tiene muy claro ante el que es su último año de contrato con el Cádiz, equipo con el que firmó en 2020 pero cuya camiseta nunca ha vestido.Si el primer año (2020-21) fue cedido al Hermannstadt de Rumanía, en este (2021-22) la cesión fue al Lugo. «Ha sido mala suerte.Después de dos temporadas a buen nivel, este año era el más importante de mi carrera, no puedo ocultarlo, pero apenas he podido jugar. Siempre lo he dicho, esta temporada era la más importante. Antes era muy joven, muchas veces crees que estás preparado pero la realidad es que no.Por eso este año tenía claro que era un año clave para mi, pero no ha podido ser. Una pena, porque parece que cada vez que tengo la oportunidad, pasa algo.Habrá que buscar otra oportunidad».

 Ya le ocurrió algo similar en la 2017-18. Entonces, y tras un año de cesión al UCAMMurcia, David Mayoral regresaba al Promesas Valladolid aunque con las miras puestas en el primer equipo, entonces en Segunda División. Fue uno de los ocho canteranos elegidos por Luis César Sampedro, entonces entrenador del primer equipo, para trabajar con la primera plantilla. Pero una entrada fortuita en un amistoso de pretemporada y un esguince de ligamento lateral externo de su rodilla derecha pararon su progresión.Bien es cierto que la confianza tanto de Luis César Sampedro como de SergioGonzález, que acabaría la temporada dirigiendo a los vallisoletanos, le permitieron acabar bien el año. Con el Promesas vivió el ascenso de Segunda B a Segunda, con el primer equipo de Segunda a Primera.Parecía –así se dijo– que acabaría formando parte del equipo en Primera, que llegaría el debut en la máxima categoría, pero acabaría cedido en el Alcorcón en su siguiente temporada.   

«Cuando te pasa algo así se te pasan muchas cosas por la cabeza. Quizás no dejarlo pero sí piensas en si vas a quedar en condiciones de jugar.Nadie te asegura si podrás hacerlo» confiesa el abulense ante una temporada que afrontará con el claro objetivo de poder volver al césped.  «Van a ser dos temporadas en blanco. No sólo es el tiempo de recuperación, sino lo que tardas en estar preparado para volver a estar en condiciones de jugar. Costará».

En un panorama así, «aunque suene tópico, lo primero es la salud, que la rodilla quede bien, porque la operación sería para poder alargar mi vida deportiva, pero estas intervenciones pueden acarrear problemas para el después y hay que pensar que la vida sigue» comenta un jugador que, muchos pueden pensar que es todo un veterano pero en realidad «sólo tengo 25 años, aunque no lo parezca, porque desde muy joven he estado dando vueltas» ironiza.

Uno de los mejores jóvenes del 2015

Iba como un tiro. Canterano del Real Ávila, entonces ya en las filas del Real Valladolid B, David Mayoral  era seleccionado en 2015 en el FútbolDraft como uno de los mejores canteranos de España. Los once primeros fueron Kepa, Bellerín, Jonathan Castro, Rubén Duarte, Gaya, Óliver Torres, Saúl Ñíguez,Denis Suárez, SamuCastillejo, Iñaki Williams y Santi Mina. Aquel 2015 debutaba con la Selección Española Sub'18 en la Copa del Atlántico. Siendo juvenil, el extremo abulense demostraba que la Segunda B se le quedaba pequeño. Debutaría en Segunda con el Real Valladolid en agosto de 2016 con 19 años. Una división que se ha convertido, hasta la fecha, en una frontera infranqueable.