Examen "abrumadoramente difícil" para más de 80 opositores

E.Carretero
-

Son aspirantes a Policía de la Escala Básica que se reincorporaron a la oposición tras ganar un recurso y que tuvieron que realizar una prueba, como determinan los peritos, de más difícultad que la de su promoción y con un 7,38 de nota de corte

Examen "abrumadoramente difícil" para más de 80 opositores - Foto: David Castro

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid espera una «avalancha» de expedientes de ejecución de sentencia después de que  88 opositores pertenecientes a la promoción XXXIV que en su día recurrieron un suspenso y a los que los magistrados de este tribunal dieron la razón hicieran el pasado 6 de marzo el examen de psicotécnicos con los alumnos de la promoción en curso, la XXXVII, suspendiendo el 96 por ciento de los mismos. Así lo adelanta Joaquín Bachrani Reverté, abogado con despacho en Ávila, que explica que tras una situación anterior, en la que los magistrados de este tribunal ya habían apuntado «desviación de poder», se decidió que los opositores admitidos de nuevo tras un recurso realizaran las pruebas con la promoción en curso pero manteniendo la nota de corte de la suya, que en el caso de estos 88 opositores fue de 7,38.  

El abogado había advertido que «dejar otra vez en manos de la División de Formación de la Policía Nacional el plantear la prueba de psicotécnicos en esas circunstancias iba a suponer que si se plantease una prueba de dificultad medio alta los opositores de recurso iban a estar en clara desventaja con el resto y quedarían todos fuera» teniendo en cuenta, dice, que el examen de aquella promoción fue de los más fáciles de Escala Básica. Y efectivamente, lamenta Bachrani, así ha ocurrió porque el examen del 6 de marzo fue de tal «dificultad» que la nota de corte quedó en 4,05321. «En el momento en el que a estos opositores, por sentencia, se les exige un 7,38 el 96 por ciento ha suspendido», denuncia este abogado que representa a 34 de los afectados.   

Bachrani entiende que con esta «jugada» la División de Formación «ha intentado torear» a los magistrados al complicar la ejecución de sentencia. «Los propios magistrados han reconocido en varias resoluciones que debe haber unos criterios mínimos de homogeneización y que se puede tolerar una diferencia  de entre medio punto y un punto entre las notas de corte pero no casi tres puntos y medio más como ocurre aquí», reconoce el abogado que apunta que curiosamente el 90 por ciento de estos opositores han obtenido en este examen una nota superior a ese 4,05 de corte.  «Es una apariencia de cumplimiento de sentencia pero en verdad lo que se está haciendo todo lo posible para que estos opositores no aprueben», dice Bachrani al hablar de un examen que los peritos han calificado como de «abrumadoramente más difícil que la de su año».



Las más vistas