«El estrés en el trabajo afecta más a mujeres que a hombres»

P.R.
-
«El estrés en el trabajo afecta más a mujeres que a hombres» - Foto: Belén González

La psicóloga sanitaria Elena Zazo cerró las jornadas de Psicología organizadas por el Colegio de Castilla y León

El estrés en el trabajo afecta actualmente más a mujeres que a hombres, señalaba ayer la psicóloga sanitaria Elena Zazo Cano, quien abordó ayer un tema que está de máxima actualidad, ‘Cómo gestionar el estrés en el trabajo’, una actividad que se desarrolló en el Observatorio Activo Ávila 1.131 organizado por el Colegio Oficial de Psicología de Castilla y León, dentro de las Jornadas ‘Psicología hoy: Qué puede hacer por tí’. Y el estrés afecta en el momento actual más a las mujeres que a los hombres porque «hay un factor que suele afectar bastante: la doble presencia» que, según dijo, «a pesar de todo el trabajo que se está haciendo  con la corresponsabilidad en los hogares, todavía queda mucho por hacer. Esa doble presencia es todavía más acentuada en las mujeres que en los hombres. A parte de otras condiciones de trabajo como pueden ser otras jornadas más reducidas, los ritmos de trabajo más rápidos, el tipo de trabajo, la carga mental de trabajo, que no se asume igual por las mujeres que por los hombres».
Para Elena Zazo el estrés en el trabajo se puede gestionar de dos formas:  una individual y otra más centrada en la organización. «Ambas –según comentó–  son complementarias para poder gestionar correctamente el estrés». La psicóloga sanitaria considera que están muy bien las técnicas individuales porque pueden ayudar a evitar una respuesta de estrés. Pero considera que también es verdad que hay que intervenir en la organización. Porque «son los factores de la organización del trabajo, los factores psicosociales, que son los que intervienen y los que generan ese efecto de estrés que es perjudicial para la salud de los trabajadores y trabajadoras».
En cuanto a las pautas que debemos seguir para no llegar a estos extremos de estrés, lo primero que tenemos que intentar es tener hábitos saludables y sobretodo preventivos. Pero recalcó que ambos tienen que ser a nivel individual y también a nivel organizacional. «Tiene que ser un conjunto de ambos para que se puedan prevenir. En el caso de que se tenga que utilizar una prevención terciaria, que ya es actuar cuando está el daño, se deben actuar también en ambos lados».