El caudal de los ríos sigue elevado, pero va a menos

Mayte Rodríguez
-

Los picos más altos de caudal tanto en el Adaja como en el Tormes se registraron el viernes, por lo que los efectos del deshielo van remitiendo progresivamente, según se desprende de los registros de la Confederación Hidrográfica del Duero

El caudal de los ríos sigue elevado, pero va a menos - Foto: David Castro

Rara vez se equivocan en sus predicciones los meteorólogos. Tampoco lo han hecho ahora, cuando advirtieron que se avecinaba un deshielo de libro que traería agua en abundancia a los cauces de los ríos como consecuencia de la subida de las temperaturas sobre la gran cantidad de nieve que llevaba días acumulada tanto en las cumbres como en las zonas bajas. Así ha ocurrido. En los últimos días, el caudal de los ríos y arroyos abulenses se ha incrementado notablemente. En el caso del Adaja a su paso por Ávila era de 8,69 metros cúbicos por segundo poco cantes de las seis de la tarde de este sábado, cuando alcanzaba una altura de 1,18 metros. A esa misma hora acumulaba 7,62 metros cúbicos por segundo en Arévalo, donde la altura del agua llegaba a 1,46 metros, según los datos recogidos en tiempo real por la Confederación Hidrográfica del Duero.

Pese a que son caudales importantes, en el caso del Adaja a su paso por Ávila el pico máximo de estos días se produjo en la madrugada del jueves al viernes, cuando llegó a 17,75 metros cúbicos por segundo, de lo que se deduce que la tendencia es ya descendente aunque el deshielo sigue produciéndose de forma paulatina. Así puede observarse también en el Tormes. A su paso por El Barco de Ávila, el río llevaba este sábado a las cuatro de la tarde 26,35 metros cúbicos por segundo, un caudal bastante inferior de los 55,62 a los que había llegado a las seis de la madrugada del viernes. 

 Los efectos del deshielo sobre los ríos va, por tanto, a menos, igual que el temporal de viento que ha azotado la provincia de Ávila en estos dos últimos días. Este domingo ya no habrá rastro de él después de que el sábado Muñotello registrara la máxima velocidad del viento de toda Castilla y León: 62 kilómetros a la hora poco después de las 12:30 de la mañana, según la información recogida por Aemet, que sitúa también allí la máxima racha de viento de la provincia, con 95 km/h a esa misma hora. También en Arévalo el viento sopló con especial intensidad, dándose allí el cuarto registro más elevado de la región: 52 km/h a las tres y media de la tarde, aunque poco después se detectó una racha de viento de 81 km/h.

El caudal de los ríos sigue elevado, pero va a menosEl caudal de los ríos sigue elevado, pero va a menos - Foto: David CastroPrecisamente debido al fuerte viento, este sábado el parque de El Soto continuó cerrado  por decisión del Ayuntamiento de Ávila, que el día anterior decidió impedir el acceso allí para evitar los riesgos que comportaría la caída de árboles y ramas sobre los viandantes.