El brote de la comunión suma 5 casos y alcanza los 23

M.E
-

Los residentes fallecidos aumentan en 2 y los positivos acumulados alcanzan los 3.021, con 26 brotes activos

El brote de la comunión suma 5 casos y alcanza los 23 - Foto: David Castro

El brote de la COVID-19 vinculado a la celebración de una Primera Comunión en Ávila suma cinco nuevos casos, de manera que son ya 23 los positivos asociados al mismo, según informó este viernes la Junta de Castilla y León. Se trata de un brote mixto cuyo primer positivo se registró el sábado pasado y que el jueves tenía otras 20 personas en estudio, además de los 18 positivos que se habían detectado entonces.
La actualidad sanitaria en torno a la pandemia de la COVID-19 también viene marcada en Ávila por la comunicación de dos fallecidos dentro de los residentes de centros de mayores, de discapacidad o viviendas tuteladas, para alcanzar los 142, si bien en la estadística que ofrece la Junta se aclara que la notificación fue del jueves. 
En el Hospital de Ávila, eso sí, no hubo que lamentar víctimas mortales por la COVID-19, según el dato facilitado este viernes. Los fallecidos se mantienen en 160. Lo que sigue avanzando, eso sí, es la cifra de casos acumulados, que ya alcanzan los 3.021, al sumar 17 en la última jornada, uno de ellos diagnosticado en las últimas 24 horas.
Los brotes activos, entendidos como agrupaciones de tres o más casos con infección activa entre los que se ha establecido vínculo epidemiológico y de uno o más casos en residencias de personas mayores u otros centros socio sanitarios, se mantenían en 26, con 270 casos asociados.
El brote registrado en la zona básica de salud de Candeleda, que superó los cien positivos y registró trece fallecimientos, aún mantiene a cinco personas hospitalizadas, aunque el último día sumó un alta.
En total el Complejo Asistencial de Ávila acumula 737 altas, dos más que el día anterior. Los pacientes ingresados se mantienen en 35, de los que 33 están en planta y 2 permanecen en la UCI. 
 

Zonas básicas de salud

 El mapa de la situación epidemiológica que elabora la Junta de Castilla y León solo deja una zona básica de salud de la provincia, la de Muñico, en la situación más favorable, la verde, pero son varias las que pasan del color naranja al amarillo. Así, en la situación intermedia, con llamada a extremar las medidas de prevención por contar con más de 2,5 casos por cada 10.000 tarjetas sanitarias, se encuentran Arenas de San Pedro, Ávila Rural, Muñana, San Pedro del Arroyo, Fontiveros, Madrigal de las Altas Torres y Arévalo. El resto están en naranja y se insta a sus vecinos a restringir al máximo el contacto social por superar los 5 casos por cada 10.000 tarjetas.