«Aunque sólo sea por Sonsoles lo tengo que intentar"

M.M.G.
-
«Aunque sólo sea por Sonsoles lo tengo que intentar"

Hoy tomamos café en el Lienzo Norte con Mar Palacios, una mujer emprendedora con mucha experiencia a sus espaldas y que ahora se ha lanzado a la aventura de reabrir una de las librerías con más historia de Ávila: Senén

MAR Palacios (Madrid, 1971) es pura energía. Y es, también, el claro ejemplo de que en la vida no hay que desarrollar una única faceta laboral. De hecho, a ella el término ‘reinvención’ le va como anillo al dedo. En su carrera laboral se ha reinventado no una, ni dos veces. Esta mujer, versátil y emprendedora, ha trabajado como directiva en una gran multinacional de cosméticos. Pero también ha sido ganadera. Por citar sólo dos ejemplos de un intenso curriculum vitae que ahora le ha llevado a ponerse al frente de un negocio tan emblemático en Ávila como lo es la librería Senén. Hoy, varias generaciones de abulenses lloran la muerte de «el alma de Senén», como describe Mar a Sonsoles, fallecida hace apenas unos días y a la que nuestra protagonista de hoy quiere rendir su particular homenaje. De hecho, Mar nos dijo el día que le propusimos sentarse con nosotros a tomar un café en el Lienzo Norte que si lo hacía era únicamente por ella.
¿Qué es lo primero que le viene a la cabeza sobre Ávila?
Una ciudad Patrimonio de la Humanidad, preciosa, que me ha servido para criar a mis hijos y formar la familia que siempre he querido tener. Su luminosidad, su alegría. 
¿Qué es lo que más le gusta de Ávila?
Que es una ciudad pequeña en la que puedo compaginar mi vida como madre, mi vida como autónoma. Y que puedo dar en ella a mis hijos la libertad y la independencia que quiero que tengan.
¿Y lo que menos?
Yo elegí Ávila porque pensé que estando a cien kilómetros de Madrid iba a ser una ciudad con un montón de posibilidades. Y me he dado cuenta de que está muerta. Y me da mucha pena que los abulenses dejen morir esta ciudad.
Un lugar para perderse.
Muñotello.
Un recuerdo de la infancia.
Los verano de Muñotello.
Un personaje abulense que le haya marcado.
Santa Teresa de Jesús como mujer. Es mi heroína.
El mayor cambio que necesita Ávila es …
El cambio de mentalidad. Necesitamos autónomos en Ávila. Gente con mentalidad de autónomo. Y los abulenses tienen que viajar más, para conocer otras formas de vida y para valorar lo que tienen. Yo creo que los abulenses no valoran la ciudad que tienen.
Y tiene que mantener…
Tiene que mantener su limpieza Siempre que voy a otras ciudades las noto más sucias. La poca contaminación que tiene. Y la conservación del patrimonio cultural que tiene, que es magnífica.
¿Qué le parece la ciudad hoy día?
Tengo dos visiones. Yo estoy contenta en Ávila porque a nivel personal he conseguido el objetivo que me he marcado. Pero me da pena que mis hijos vayan a tener que irse de aquí porque no van a poder desarrollar un futuro.
¿Cómo ve Ávila en el futuro?
Pues si ahora mismo sólo hay niños y ancianos, en el futuro la veo sólo con ancianos.
¿Qué puede aportar a la ciudad?
Mi visión de la vida. Animar a la gente a que no tenga miedo a hacer cosas nuevas, a que vean que todo se puede aprender