scorecardresearch

Trifulca entre PSOE, PP y Cs por incumplir los acuerdos

SPC
-

Los socialistas acusan a la Junta de deslealtad con las instituciones, mientras que populares y naranjas dicen que cumplen el 92% e incumplen las apoyadas por «el voto de una tránsfuga»

Patricia Gómez recibe los aplausos de la bancada socialista tras su intervención en el pleno. - Foto: Miriam Chacón (Ical)

La oposición socialista y los socios de PP y Cs se acusaron ayer mutuamente, en el pleno de las Cortes de incumplir las resoluciones aprobadas en el Parlamento autonómico y en el Congreso en lo que calificaron de un «déficit democrático» y de no respetar la división de poderes. «¡Váyanse a casa y vengan con la lección de parlamentarismo aprendida!», espetó Patricia Gómez (PSOE).

Así, la moción socialista se desestimó, con el voto en contra de PP, Cs y Por Ávila, dado que la viceportavoz de este grupo, Patricia Gómez, no aceptó la enmienda de adicción formulada por el popular Pablo Trillo-Figueroa para que se cumplieran las 31 resoluciones de las Cortes destinadas al Gobierno. Trillo afirmó que cumplen el 92 por ciento de las mismas pero no las aprobadas con «el voto de una tránsfuga», en referencia a la procuradora no adscrita, María Montero.

Gómez, Trillo-Figueroa y Javier Panizo (Cs) cruzaron reproches sobre los incumplimientos de la Junta sobre lo acordado en las Cortes,  pero también del Gobierno sobre los acuerdos tanto del Congreso como del Parlamento autonómico. La primera les afeó que el PP haya dirigido 39 de 42 propuestas al Gobierno y Cs 16 de las 21 presentadas.

La socialista Patricia Gómez acusó a la Junta de un ataque a las instituciones y de deslealtad con los ciudadanos de Castilla y León, subrayó que el acatamiento a las obligaciones forma parte de sus obligaciones públicas y se refirió concretamente a los 165 millones que debía complementar el Ejecutivo autonómico de ayudas covid.

Gómez resumió los incumplimientos en la aplicación de las 35 horas, acordadas por el anterior Gobierno autonómico, en la campaña electoral y en una pregunta de Luis Tudanca en cuya respuesta Alfonso Fernández Mañueco se comprometió a implicarse personalmente.

«A Castilla y León no hay que defenderla de las políticas del Gobierno», reseñó Gómez, que señaló los 1.400 millones de fondo covid o que la Comunidad sea la sexta en los presupuestos estatales.

Enturbiar y marketing

El procurador de Cs Javier Panizo argumentó que la moción no se parece en nada a la interpelación que emana de la misma, criticó «la incoherencia parlamentaria» y sostuvo que los mandatos se cumplen por la Junta, para criticar enmiendas que no se debaten en el Congreso o que el PSOE «utilice el voto de una tránsfuga» en las Cortes.

«Enturbiar, calumniar y marketing», resumió sobre las intenciones de la moción socialista.

Por su parte, el popular Pablo Trillo-Figueroa calificó de «paradójico» la moción cuando Pedro Sánchez es el presidente que «menos comparece» y manifestó que no se cumplen las propuestas aprobadas con el «voto del transfuguismo», en referencia a la procuradora no adscrita María Montero, y planteó una enmienda de adicción para que se cumplan 31 resoluciones de carácter no legislativo aprobadas por las Cortes y dirigidas al Gobierno y la enmienda que obliga abonar un fondo covid de 9.362 millones.