5 millones para restaurar los ríos Trabancos y Arevalillo

P.R.
-

La CHD, en el marco del proyecto LIFE, ha licitado las obras para mejorar los cauces de estos dos ríos morañegos. En el caso del Arevalillo, se intervendrá en el tramo entre Albornos y Papatrigo

5 millones para restaurar los ríos Trabancos y Arevalillo

La Confederación Hidrográfica del Duero, en el marco del proyecto LIFE Integrado, licita las obras de restauración fluvial de los ríos Trabancos y Arevalillo por un importe de 5.339.852,33 euros.

Los ríos Trabancos y Arevalillo, junto con el río Zapardiel, son los principales cauces en la zona de actuación de este proyecto LIFE.

Según informa la CHD, el río Trabancos presenta en algunos tramos un estado de conservación moderadamente aceptable, pero de la misma forma que muchos otros ríos de meseta, ha sufrido históricamente importantes alteraciones que han degradado su estado de conservación, siendo preciso acometer estas obras para así alcanzar su buen estado ecológico.

El proyecto de restauración fluvial del río Trabancos, en el que se invertirán 2.264.804,78 euros, propone la naturalización y la eliminación de presiones en el río para tratar de potenciar todos los valores ecológicos de este importante ecosistema. En esta línea de trabajo, el proyecto contempla también  toda una serie de medidas para resaltar la importancia y el valor ambiental y social que supone la conservación de los ríos como verdaderos ecosistemas naturales capaces de prestar todo tipo de servicios en beneficio de la sociedad.

Arevalillo. El proyecto de restauración fluvial del río Arevalillo, que asciende a un importe de 3.075.047,55 euros, se centra, principalmente, en el tramo entre los municipios de Albornos y Papatrigo. En esta zona, el Arevalillo confluye con los ríos Merdero y Rivilla, siendo una zona con un elevado riesgo de sufrir inundaciones.

Según pone de manifiesto la Confederación del Duero, el objetivo de esta actuación es, por un lado, permitir que el río pueda en momentos de crecidas extraordinarias ocupar los terrenos adyacentes, vegas y pastos tradicionales cuyo uso es compatible con fenómenos laminando de esta forma los caudales de avenida, y por otro lado, salvaguardar aquellos bienes y cascos urbanos protección adicional frente a estos episodios de inundaciones. «En definitiva, se trata de plantear soluciones acordes con la propia dinámica fluvial de estos ríos, en vez de limitar y constreñir aún más el espacio fluvial con defensas de protección que a la postre no consiguen solucionar el problema, una alteración y degradación del ecosistema fluvial».

Este cambio de enfoque a la hora de abordar los problemas de inundación, precisa de mucho trabajo de divulgación y concienciación. Por este motivo, en este proyecto de demostración comunicación con el objetivo de de adoptar este tipo de soluciones basadas en la naturaleza.

Con estas obras, la CHD pretende recuperar el buen estado de los ríos Trabancos y Arevalillo conforme a las obligaciones derivadas de la Directiva Marco del Agua.



Las más vistas