Dos rebrotes en Soria y Valladolid dejan 28 nuevos contagios

SPC
-

Sanidad notifica ocho positivos en un campamento en Salduero (Soria), y otros 20 en la capital, que han obligado a vigilar Cuéllar (Segovia), donde trabajaban

Edificio que ubicaba el campamento de Salduero (Soria) donde se han detectado varios positivos por coronavirus. - Foto: Valentin Guisande Sancho

La Consejería de Sanidad declaró ayer dos nuevos brotes enCastilla y León, en las provincias de Soria y Valladolid, aunque también está afectado el municipio segoviano de Cuéllar. En total, son 28 los positivos derivados de estos rebrotes, todos ellos de carácter leve o asintomático, de entre dos y 55 años, y que no han requerido de hospitalización, y otros 33 que se encuentran en estudio. El más grave, el de Valladolid, mantiene 20 casos positivos por coronavirus, tras realizarseles las pruebas PCR, y mantiene en vigilancia a la zona de Cuéllar (Segovia), donde varios de los contagiados trabajaban. Según informó la Junta, los servicios epidemiológicos en Valladolid detectaron un brote activo que afecta, actualmente, a 20 personas, que forman parte de un grupo familiar y mixto.
Asimismo, Sanidad explicó que cursan con sintomatología leve o asintomáticos, sin ningún hospitalizado; y en situación de aislamiento domiciliario. Además, otras 33 personas están en estudio por contacto. Un brote cuyas raíces también han llegado hasta la vecina Segovia, y donde la vigilancia epidemiológica tiene sus ojos puestos en la zona básica de salud de Cuéllar, a donde se desplazaban a trabajar varios de los positivos, según informa Ical.
La Dirección General de Salud Pública, a través del Servicio Territorial de Sanidad en Valladolid, desarrolla la vigilancia y el control epidemiológico de este brote en la capital vallisoletana, a través del control de casos y de las correspondientes encuestas de contactos e investigación de las relaciones sociales de estas personas, tanto en sus entornos familiares como sociales y laborales.
Campamento de inglés

En el caso de Soria, siete menores y un adulto que participaban en un campamento en Salduero han dado positivo para la covid-19 este fin de semana, lo que ha obligado a cancelar la actividad, en la que participaban 58 personas, entre monitores, trabajadores y niños. Al parecer, de momento, tan solo el caso índice tiene síntomas de coronavirus y el resto son asintomáticos.
Está previsto que los 43 menores procedentes de Asturias, Aragón y Madrid vuelvan a sus lugares de origen esta misma tarde, según destacó la delegada de la Junta en Soria, Yolanda de Gregorio, que precisó que el campamento arrancó el pasado miércoles, 8 de julio, y fue el viernes cuando una menor tuvo fiebre, tras lo cual se le realizó una prueba PCR en el Centro de Salud de Covaleda, momento en que el Servicio de Epidemiología comprobó que la niña era positiva. 
Tras ello, comenzó el rastreo y se han realizado otras 24 pruebas PCR, siete de las cuales (seis menores y un adulto) dieron positivas y 17 negativas.  La delegada subrayó que ayer se realizó la prueba PCR al resto de integrantes del campamento, y agradeció la colaboración de los organizadores. «Desde Salud Pública de Castilla y León comunicaremos a todas las comunidades autónomas los resultados de las PCR de las personas que formaban parte de este campamento y las pautas que deben llevar a cabo hasta que vuelvan a sus lugares de origen», dijo, para recalcar que se aconsejará a las familias tomar las medidas sanitarias pertinentes que les trasladen sus comunidades autónomas. 
Asimismo, avanzó que el municipio será de nuevo desinfectado, y remarcó que la situación, por parte, de la Junta es de «control». De Gregorio destacó que el campamento cumplía con los requisitos de aforo para su celebración y que los niños realizaban actividades, en el antiguo albergue de la localidad, en grupos de 14.
Sin contacto con el pueblo

 Los niños del campamento de Salduero y la población local no mantuvieron contacto alguno entre sí, según garantizó por otra parte el alcalde de la localidad Guillermo Abad, quien aseguró que la actividad estaba «organizada de forma correcta» y se había establecido un protocolo para que el contacto entre la población y los niños este año no se diera por la pandemia.