scorecardresearch

Ancelotti ya tiene un plan b

Óscar Maya Belchí (EFE)
-

La posible ausencia de Benzema en los encuentros ante el Villarreal y el PSG obligará al entrenador del Real Madrid a realizar profundos cambios en ataque

Ancelotti ya tiene un plan b

La incógnita de Benzema ante el Villarreal, en LaLiga, y PSG en Liga de Campeones, hace que le urja al entrenador del Madrid, Carlo Ancelotti, armar un 'plan B' en ataque, ya que sin él se muestra como un equipo plano y carente de ritmo en esa zona.

Para alivio del italiano, Vinícius, cumplida su sanción de un partido, estará salvo complicaciones físicas para dichos encuentros. Con Hazard, Jovic y Bale siendo residuales hasta la fecha, cuenta con «la piedra en el pie» de Marco Asensio como buena noticia para esos días clave.

Contra el Granada, Isco fue titular, por primera vez desde el pasado 28 de agosto. Volvió a actuar de 'falso nueve' a pesar de que en los partidos precedentes no funcionó. 'Carletto' repitió un plan que no le había salido hasta ahora. Quizá buscaba esa circulación de balón que, como aseguró, le faltó en Bilbao; pero tampoco le salió.

Y es que el andaluz ha pasado de no participar en mes y medio por un desplante a su técnico al negarse a seguir calentando a ser la principal alternativa a Benzema en punta.

Con la lesión del galo en el isquiotibial izquierdo, de la que continúa recuperándose y es una incógnita su presencia en las dos próximas salidas, Jovic no ha sido la primera opción para sustituirle, aunque fuera el recambio natural del galo. Yes que su rendimiento sigue siendo muy irregular. 

Mientras espera que Benzema se recupere (sigue entrenando al margen de sus compañeros), lo que parece seguro es que estará Vinícius. En torno a él tendrá que construir el ataque Ancelotti. Marco Asensio apunta a titular en el lateral derecho por delante de Rodrygo.

En punta llegan las dudas. Si llega Benzema se disipan, pero si no... Isco parece ser el que más convence al técnico, pero en los 20 minutos que jugaron Hazard y Jovic frente al Granada demostraron buena actitud conscientes de que se les puede abrir una oportunidad, y quizá la última en el Real Madrid, esta temporada.

Más difícil sería ver a 'Carletto' cambiar el esquema, aunque el 4-4-2 ya lo haya usado en fase defensiva, sobre todo, y sea una formación que los jugadores conocen a la perfección de la última etapa de Zidane en el banquillo madridista, quien lo usó en partidos grandes para buscar la solidez primero antes que el poderío ofensivo que sabía que le faltaba a su equipo.

Esto último se repetiría si no jugase Benzema, y aparece Valverde como primera opción para colarse en el once. Contra el Granada entró al descanso por Camavinga y fue clave en el triunfo.