scorecardresearch

Memoria del tren del Tiétar que no pudo ser

D.C
-

Nace la Asociación Amigos del Ferrocarril del Valle del Tiétar con el fin de recordar el proyecto de construcción de un tren de vía estrecha que uniese Madrid con Arenas de San Pedro

Memoria del tren del Tiétar que no pudo ser

A finales del siglo XIX, cuando España vivía el auge del revolucionario ferrocarril, se puso en marcha, aún de forma muy embrionaria, un proyecto que tenía como objetivo unir la capital del estado con el suroeste de la provincia de Madrid y el sur de la de Ávila, llegando desde San Martín de Valdeiglesias hasta Arenas de San Pedro a través de un tren de vía estrecha (el ancho entre carrilles sería de un metro), una aventura que comenzó en 1891 y que, con constantes olvidos, parones y demoras que finalmente defenestraron aquella iniciativa, acabó poco después de la guerra civil.

Para recordar aquel proyecto que nunca pudo ser, pero del cual quedan bastantes restos perfectamente conservados que aparte de para conocer mejor nuestra historia reciente pueden convertirse en un buen atractivo turístico, un grupo de personas de la localidad de Piedralaves acaba de crear la Asociación Amigos del Ferrocarril del Valle del Tiétar (Aafvt), agrupación sin ánimo de lucro cuyos principales fines, explica Daniel Sánchez Tribaldos, uno de sus creadores, son «la investigación y divulgación de la historia del ferrocarril en nuestra provincia».

Esta asociación, organizada y creada el pasado año por «un grupo de entusiastas del ferrocarril, nace con la voluntad de trabajar juntos para realzar la repercusión que tuvo en nuestras localidades la creación de una línea férrea que conectara el valle con la capital, así como la importancia que tuvo en nuestro entorno la llegada del ferrocarril a Ávila», concretan sus miembros.

Entre sus objetivos primeros, añade Daniel Sánchez, se cuentan «la conservación de las infraestructuras creadas entre 1890 y 1940 que se reparten por gran parte del Valle del Tiétar, divulgar la historia del ferrocarril en aspectos tanto sociales como técnicos y la preservación del material ferroviario que hemos podido rescatar».

Elemento «fundamental» en el proyecto de la Aafvt, explica Sánchez Tribaldos, está la creación de «un museo del ferrocarril, espacio en el cual, además de exponer el material de aquel proyecto que se ha podido conservar hasta el presente», se «daría a conocer toda la historia relacionada con el ferrocarril en nuestra provincia». Para encontrar el lugar físico que podría albergar ese museo la asociación tiene previsto «solicitar la colaboración de los ayuntamientos del Valle del Tiétar», para ver si alguno puede ofrecer «un espacio adecuado para la ubicación del mismo». 

Entre los pueblos que la Asociación Amigos del Ferrocarril del Valle del Tiétar valora como potenciales sedes de ese museo aún en ciernes se encuentran Casavieja, Piedralaves, La Adrada, Sotillo de la Adrada, Santa María del Tiétar, San Martín de Valdeiglesias y Pelayos de la Presa, porque «fueron los que mas vivieron el proyecto del ferrocarril desde Madrid a Arenas de San Pedro», aunque en su amplitud de miras, añade, «tampoco se descartaría en caso de negativa por parte de estos municipios el traslado del museo a Ávila».

Esta asociación, continúa informando Daniel Sánchez, «invertirá todo el tiempo necesario en seguir estudiando los vestigios que queden del ferrocarril» y haciendo todo lo posible por su conservación, y «de igual forma se gestionará y se defenderá la visibilidad del ferrocarril, ya sea recuperando y restaurando material rodante o con la creación de propuestas en colaboración con los distintos ayuntamientos para la realización de actividades», a lo cual sumarán el empeño de «dar a conocer nuestro trabajo de investigación sobre la línea del Tiétar, sus personajes y el tremendo sacrificio realizado con la esperanza de que se finalizara tan imponente obra».

De este proyecto, que corrió en buena parte paralelo a la creación sí llevada a cabo de una línea para unir Madrid con Almorox, las obras de explanación (que aún pueden observarse) comenzaron a finales de la década de los veinte del pasado siglo y se mantuvieron hasta el inicio de la guerra civil, llevándose a cabo en esos trabajos de preparación del terreno para acoger un tren de vía estrecha varios puentes, túneles y viaductos. 

Hasta el municipio de Casavieja llegó la ejecución de esos trabajos que se quedaron a medias, unas tareas muy duras y en ocasiones peligrosas que aún resuenan en la memoria de los mayores de algunas localidades del Valle del Tiétar, puesto que en ellas trabajaron muchos de sus vecinos.

Ahora, luchando también contra el olvido que amenazaba sepultar todo lo relacionado con ese proyecto inacabado, la Asociación Amigos del Ferrocarril del Valle del Tiétar quieren recordar y reivindicar toda esa historia con mucho de intrahistoria, un proyecto de mirada al pasado que consideran que aparte de la satisfacción de ayudar a conocerse un poco mejor «significaría asimismo un impulso para el turismo de la zona, que bien necesita todo tipo de apoyos».

Conscientes de que hay mucha gente de la comarca que puede aportar algo a esta iniciativa, bien conocimientos, bien documentos, bien materiales, desde la Asociación se invita a los interesados a que «nos cuenten o nos ofrezcan lo que consideren oportuno», una puerta abierta a la colaboración que puede hacerse a través del correo electrónico (informacion.aafvt@gmail.com), de twitter (@AAFVT_info), de instagram (aafvt_info) o de facebook (@AAFVT)