scorecardresearch
Roberto Serna

El líder que hay en ti

Roberto Serna


Confianza en ti mismo

16/11/2022

El fundamento de la confianza es la credibilidad. Estás seguro de ti mismo cuando crees que lo que haces, dices y piensas tiene valor y te identifica. Eres una persona insegura cuando no te atreves a mostrar todo eso porque lo consideras de poco valor, o lo que es aún peor, te consideras de poco valor a ti. Aquí está el problema y a la vez la oportunidad. Lo contrario de la confianza es la inseguridad, algo que suele acabar en victimismo.
La vida es como una cartulina en blanco. Todos nacemos así, llenos de potencial y con todas las oportunidades. Algunos aprovechan esas oportunidades y hacen de sus vidas bonitos cuadros, aprenden a pintar lo que les gusta y dan las formas y colores que les hacen ver representadas sus ideas. Otras personas no logran expresar lo que tienen dentro, cometen errores en sus pinturas y no saben dar marcha atrás. Creen que rompiendo el lienzo harán borrón y cuenta nueva pero terminan frustrados, cabreados consigo mismos y sin ánimo para aprender, ¿por qué? Porque no valoran lo que han hecho, sienten que no han pintado nada que valga la pena mostrar.
Los condicionantes más fuertes vienen de hacerse las preguntas equivocadas, son preguntas llegadas desde el exterior y trabajadas para gustar a otros y no para gustarse a uno mismo, ¿qué hago para gustarle a tal persona?, ¿qué tengo que la gente rechaza?, ¿me estoy adaptando bien a lo que se espera de mi en mi trabajo, en mi familia y en la vida en general? Las expectativas ajenas gastan de nosotros tanta energía que con el tiempo ya no sabemos ni con quién ni por qué pretendíamos encajar. Hemos perdido el norte de la confianza, nos vemos pintando paisajes que no queremos y la persona a la que pretendíamos gustar o el trabajo que pretendíamos conseguir puede que ya ni existan. 
¿Y si decido raspar bien adentro, hacia mis valores auténticos, y jugármela para ser feliz? Tal vez entiendas que huir de ti mismo es algo vulgar y mezquino, es como coger el camino más largo y más pedregoso para llegar a la meta, pero a una meta que ni siquiera tú has escogido, ¿cómo puede hacerte eso feliz? Entonces tienes que decidir quién eres en realidad, aceptarte como eres hasta en las facetas más vergonzosas y débiles y crear a partir de ahí tu propia obra maestra. 
Entiendo el miedo que da el ser uno mismo y por ello ser rechazado. Se llama «sesgo de incapacidad». A menudo las personas fingen ser algo para asegurarse que si son rechazados no es a ellos a quienes han rechazado, sino a la persona que estaban fingiendo ser, así creen estar protegidos. Es como una burbuja a punto de explotar. Pero con el fingimiento se llevan también el placer de la experiencia, la posibilidad de ver a otras personas tal y como son y hacer verdaderas amistades, conocer a sus verdaderos amores y disfrutarse a sí mismos en cada situación. 
¿Qué lección podemos sacar de todo esto? Creo que el mejor consejo que te puedo dar es este que Jordan B. Peterson da en su propio libro 12 reglas para vivir: «Si abandonas las falsedades y vives según los dictados de tu conciencia, mantendrás tu nobleza incluso ante la mayor de las amenazas. Dejándote guiar con convicción y valentía, obtendrás mayor seguridad y fuerza de la que podrías alcanzar si te concentrases en lo que no te incumbe. Si vives de forma verdadera y plena podrás descubrir un significado a tu propia existencia tan profundo que te proteja de cualquier miedo».