LA DOP Cebreros comienza a vendimiar su garnacha

I.Camarero Jiménez
-

La variedad tinta de la 'denominación' abulense toma el relevo al Albillo Real, su uva blanca, lo hace con una producción mermada en kilos pero que gana en calidad por la ausencia de enfermedad

LA DOP Cebreros comienza a vendimiar su garnacha

La DOP Cebreros está a pleno rendimiento. Hace escasas fechas comenzó su vendimia de Albillo Real y ahora, al relevo llega la de su uva por antonomasia, su garnacha, la variedad tinta principal de la denominación. La primera fue la más madrugadora de las recogidas dentro de las denominaciones de origen de Castilla y León y ésta que ya tienen entre manos también llega con particularidades pues durará dos meses. La razón no es otra que la diferencia de altura entre los viñedos que forman parte de la ‘denominación’ y que hacen que el tiempo de vendimia sea diferente dependiendo de su situación dentro de la provincia de Ávila.
Será una campaña marcada, como no, por la sequía, y es que llega adelantada precisamente por la escasez de agua y a su vez, mermada en kilos por el mismo motivo, pero según apuntan desde la DOPtambién se caracterizará por la calidad en la producción. Así que, efectivamente menor producción pero magnífica en resultados. 
A pesar de que hay aproximadamente 400 hectáreas, «que es relativamente poco en comparación con otras Denominaciones de Origen» cuentan que se prolonga en el tiempo la vendimia porque la diferencia de altitud entre los viñedos hace que haya una enorme desigualdad en las maduraciones de la uva. Así, explican que «la uva recolectada los primeros días irá destinada a los vinos rosados» y es que las primeras vendimias se están realizando en las zonas más cálidas de Cebreros, en viñedos situados entre los 700 y 800 metros de altitud e irán destinadas a los vinos rosados que requieren buscar la máxima frescura posible y para ello se debe de realizar una vendimia temprana que asegure una buena acidez».
A medida que vayan avanzando las semanas las vendimias irán comenzando en las bodegas situadas en las poblaciones del Valle del Tiétar, para finalmente terminar ya bien entrado septiembre en los viñedos del Valle del Alberche, muchos de ellos por encima de los 1.000 metros de altitud.
Al igual que con  el Albillo Real se espera una producción inferior a la de 2018 en garnacha «debido a la sequía que hemos sufrido durante esta primavera y verano, unos de los más secos de las últimas décadas». Como contrapunto y tal y como avanzábamos la calidad está asegurada por «la ausencia prácticamente total de enfermedades».
De cara a este 2019, trece son las bodegas acogidas a la DOP y las que elaborarán la garnacha en la añada 2019. Se encuentran repartidas por muchas de las 35 localidades abulenses que componen la recientemente creada denominación. Ahora solo queda esperar que las condiciones climatológicas terminen de respetar a los viticultores durante las próximas semanas, «que la vendimia 2019 concluya sin sobresaltos y podamos disfrutar en los próximos meses de unos grandes vinos de garnacha tinta y albillo real con el sello de calidad de la DOP Cebreros», deseaban.


Las más vistas

Provincia

Rasueros sigue con problemas de cobertura móvil

El concejal socialista en ese ayuntamiento acusa al delegado territorial de la Junta de "pasividad y desinterés" para resolver esta deficiencia pese a que "semanas antes de celebrarse las elecciones municipales se comprometió a buscar una solución"