Diocesanos y UCAV estrechan su vínculo

A.S.G.
-

La universidad abulense da un paso más en su colaboración con el club colegial en una temporada en la que patrocinará y dará nombre a los equipos desde prebenjamín a juvenil

Diocesanos y UCAV estrechan su vínculo

La Universidad Católica de Ávila y el Colegios Diocesanos dan un paso más en su colaboración de cara  a la presente temporada con un nuevo acuerdo de colaboración con el que la universidad patrocinará todos los equipos –37– del Colegios Diocesanos desde la prebenjamín a la juvenil provincial.  Estrechan así su colaboración la UCAVy el Diocesanos con un convenio por el que a partir de este año los equipos colegiales se denominarán en todas sus categorías ‘Diocesanos UCAV’.
Avanza la colaboración entre la entidad universitaria y el club –«aquí nos sentimos como en nuestra casa» señalaba Alberto Mellado, presidente del CDColegios Diocesanos– con un nuevo acuerdo que este curso no sólo afectará a la posibilidad de acceder a medias becas –en función de las carreras y los créditos la cuantía puede alcanzar los 4.000 euros anuales– sino una colaboración económica con el club abulense, que ahora mismo tiene en la UCAVun total de 7 alumnos becados. «Estas medias becas suponen seguir en Ávila practicando deporte y estudiando o tener que marcharse fuera. Es apostar por la ciudad» comentaba el director de Servicios de Deportes de la UCAV, Ricardo Reier, que recordaba que el año pasado la colaboración con los distintos clubes abulenses supusieron un montante cercano a los 100.000 euros en becas. «Para muchos alumnos suponen la diferencia entre poder estudiar en Ávila o tener que marcharse».
Una ayuda que agradeció Alberto Mellado, presidente del CDColegios Diocesanos. «Sería imposible tener equipos competitivos en categorías juvenil o aficionados –edades afectadas por los estudios universitarios– sin este tipo de acuerdos» comentaba acompañado por dos de los jugadores del equipo de la Regional de Aficionados, como Nacho o Roa, que actualmente compaginan sus estudios en la UCAV y la práctica deportiva. «Estos jugadores, de no ser por estos acuerdos y ayudas, no podrían estar aquí. No sólo en el equipo del Diocesanos. No estarían en Ávila».
Ayudas, eso sí, que están vinculadas a unos requisitos académicos mínimos por parte del alumno. «Son una ayuda pero también son una obligación» quiso aclarar Reier  ante una decidida política desde la Universidad Católica de Ávila por «ayudar a los alumnos del club a que puedan compaginar sus estudios académicos con el deporte».