Calvo anuncia una nueva ley de Memoria Histórica

SPC
-

La vicepresidenta primera preside un acto con víctimas de la Guerra Civil en Valladolid y anuncia un plan de exhumaciones, un banco de ADN para la identificación de víctimas y «resignificar» el Valle de los Caídos

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, ayer en Valladolid. - Foto: Miriam Chacon (Ical)

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de la Presidencia, Carmen Calvo, anunció ayer que el Gobierno presentará en breve al Congreso una nueva Ley de Memoria Histórica para «seguir avanzando» en el fortalecimiento de la democracia y en la restitución de la dignidad de los represaliados por el franquismo, y en la que se incluirá un plan de exhumaciones, un banco de ADN para la identificación de las víctimas y una «resignificación» del Valla de los Caídos. Calvo, que realizó estas declaraciones antes de presidir enValladolid un acto de entrega de declaraciones de reparación y reconocimiento a cuatro víctimas de la Guerra Civil y la dictadura franquista, indicó que la actual ley ha dado frutos muy importante como la «conciencia aceptada por este país de que no podemos cerrar heridas sin tener la verdad».
No obstante, indicó que es necesario avanzar en recursos públicos, por lo que anunció que se elaborará un plan de exhumaciones en todo el territorio, en el que se «compartirán responsabilidades» con comunidades y ayuntamientos. A su vez, explicó que también se pretende restituir la ignominia que supusieron los juicios sin garantías a los que fueron sometidas muchas de la víctimas que, finalmente acabaron ejecutadas, informa Ical.
Valle de los caídos y Meirás

Con respecto al Valle de los Caídos, indicó que el objetivo es convertirlo en un lugar de «respeto, paz y silencio» por las víctimas que allí están y que pertenecen a los dos bandos. La vicepresidenta recordó que el Gobierno está inmerso en un proceso judicial por el que pretende recuperar la titularidad del pazo Meirás, propiedad de la familia Franco, y «que forma parte de lo que consideramos un expolio de bienes públicos durante la contienda».
También aseguró que la nueva ley deMemoria Histórica vendrá a seguir avanzando y cubrir espacios vacíos de una política «muy importante para la propia dignidad de la democracia española».
Fosas comunes

Ya en el acto de reparación, Carmen Calvo resaltó que «no puede haber justicia sin verdad y paz sin justicia» y recalcó que el Gobierno se empleará a fondo en restituir la dignidad de las víctimas franquistas, en especial de las miles que todavía están diseminadas por fosas comunes y que sus familiares no han logrado encontrar.
Además, aseguró que con actos como el de ayer, que se irán repitiendo por todo el país, también se contribuye a «fortalecer la democracia», ya que un sistema de libertad como el español no se puede cimentar sobre «miles de personas buscando a sus familiares desaparecidos». Calvo indicó que, «en términos ciudadanos, a la víctimas les debemos estar eternamente agradecidos, ya que ellos pagaron con su vida la defensa pacífica de las convivencia, las libertades y la paz como instrumento de comunicación». Después de dar las gracias a los familiares de las víctimas, a los que se refirió como «un pozo de ética en el que se fundamenta la democracia», recalcó que esta reparación a la dignidad de las víctimas es un asunto muy importante para el Gobierno y que «a mí me honra política y personalmente».