100 millones de pérdidas por la sequía en el campo abulense

B.M
-

La organización agraria pide medidas como que se ejecuten las órdenes regionales y se ayude con la liquidez

100 millones de pérdidas por la sequía en el campo abulense

La organización agraria Asaja urge a la Junta de Castilla y León a que «pase de las vacaciones al trabajo» y convoque el Consejo Regional Agrario y se pongan en marcha las órdenes contra la sequía. Se trata de acciones con las que se quiere ayudar a agricultores y ganaderos a luchar contra los efectos de la sequía que en la región han supuesto unas pérdidas de 600 millones de euros y que tienen a Ávila como la provincia con más pérdidas al alcanzar los 100 millones.
Entre las peticiones de la organización, Donaciano Dujo, presidente regional de Asaja, habló de que la Junta de Castilla y León solo ha hecho «una declaración de intenciones» pero «a día de hoy no está ninguna de las órdenes». Órdenes como la de ayudas para estructuras para abastecimiento de agua en ganadería extensiva, donde se pide más ayudas y que sea retroactiva, o la de temas financieros para que a través de las entidades financieras se puedan acceder a préstamos y que aumente la carencia de los concedidos por los problemas de la cosecha de 2017.
Las críticas se extendieron al gobierno nacional donde solo se ha realizado el expediente para que el adelanto de la PAC sea del 70 por ciento en vez del 50 por lo que aseguró que del Gobierno de España «no hay nada» y tiene que actuar en temas como en las contrataciones del seguro agrario.
Respecto a Ávila, Joaquín Antonio Pino, presidente provincial de Asaja, recordó que es «la provincia donde más se ha cebado la sequía en el campo», tanto en agricultura como en ganadería con esas pérdidas que ya ascienden a cien millones de euros. En ellas hay que sumar tanto las pérdidas del cereal como la afectación a los cultivos de regadío, especialmente con el regadío de las Cogotas y también con las pérdidas del riego por sondeo. Y a ello se unen los problemas en la ganadería por la falta de pastos y las dificultades para dar de beber al ganado. De esta forma, las pérdidas ascienden a 40 millones en cereal, a lo que se unen otros diez en regadío y otros 50 en ganadería por temas como el suplemento para la alimentación del ganado. Esto supone una «barbaridad», dijo Pino, para una provincia como Ávila,  donde además criticó la falta de compromiso de las administraciones.
Estas críticas llegaron a la Delegación Territorial de la Junta, como «la administración más cercana» y donde señaló que «ni siquiera ha convocado el Consejo Agrario Provincial». En cuanto a la Diputación, con quien recientemente se mantuvo una reunión, se recuerda que Asaja realizó peticiones como acuerdos con las entidades financieras para conseguir liquidez o que se auxilie el seguro agrario, a la vez que se recordaba que la institución provincial tiene un área de Desarrollo Rural «que se queda solo en el nombre» y desde la que hay que actuar en temas como la incorporación de jóvenes al campo.
Al Ministerio de Agricultura «ni se le ve ni se le espera» aseguró, y a la propia Junta de Castilla y León, con competencias en agricultura y ganadería, creen que les van a dar «la espalda» especialmente en las zonas que son el «epicentro de la sequía» como la de Arévalo y Madrigal, que se extiende las provincias limítrofes y donde hay zonas también afectadas como la comarca de Peñaranda, sur de la provincia de Valladolid, la zona limítrofe de Segovia y alguna zona de Zamora, y donde hay que tomar medidas extraordinarias como ayudas directas, refinanciación de los préstamos, nuevos préstamos o apostar por el seguro agrario, aseguró el presidente provincial de Asaja. 


Las más vistas

Provincia

Rasueros sigue con problemas de cobertura móvil

El concejal socialista en ese ayuntamiento acusa al delegado territorial de la Junta de "pasividad y desinterés" para resolver esta deficiencia pese a que "semanas antes de celebrarse las elecciones municipales se comprometió a buscar una solución"