scorecardresearch

El PSOE lamenta el abandono de los trabajadores del 112 y 061

SPC
-

Tudanca se reunirá el miércoles con el Comité de Empresa del servicio de emergencias ante la huelga convocada

El PSOE lamenta el abandono de los trabajadores del 112 y 061 - Foto: Rubn Cacho ICAL

La secretaria de Organización del PSCyL, Ana Sánchez, acusó hoy a la Junta de abandonar a los trabajadores el Servicio de Emergencias 1-1-2 y el 061, que recalcó están en huelga en uno de los momentos "más críticos" en materia de incendios, puesto que se encargan de movilizar al resto de efectivos. Además, aseguró que tienen unas "lamentables" condiciones laborales en una comunidad convertida a su juicio en la "reserva ultraderechista" de Europa. 

La socialista, que compareció este lunes para analizar asuntos de actualidad, informó de que el PSOE mantiene contacto con los miembros del Comité de Empresa y avanzó que el secretario general del partido en la Comunidad, Luis Tudanca, se reunirá con ellos el próximo miércoles, 6 de julio, para escuchar sus demandas.

En ese sentido, Ana Sánchez denunció que la huelga entre los trabajadores del 1-1-2 se suma a las demandas de mejoras del operativo de incendios, que reiteró a fecha de hoy sigue sin estar al 100 por 100, como denunció Tudanca este domingo en Segovia, según la información que les trasladan los miembros de este dispositivo, a pesar de que ya se ha iniciado el periodo de peligro alto.

Por ello, la socialista afeó a PP y Vox que se hayan opuesto en las Cortes a la creación de la comisión de investigación sobre lo sucedido en las residencias durante la pandemia del COVID-19 y también sobre la gestión de los incendios de Ávila y la Sierra de la Culebra (Zamora). Esto, indicó, hará que el debate sobre su constitución se posponga al primer pleno ordinario del siguiente periodo de sesiones, ya en septiembre.

Ana Sánchez advirtió de que las consecuencias de no haber analizado lo ocurrido en el incendio de Navalacruz (Ávila) ha llevado a que hayan ardido unas 30.000 hectáreas en Zamora. "A qué provincia le va a tocar dentro de diez meses ver cómo arrasan sus hectáreas, sus ilusiones, anhelos, sus empresas con una Junta manifiestamente negligente e incompetente".

Además, insistió en plantear qué tiene que ocultar el PP de Alfonso Fernández Mañueco, "el más torpe" a su juicio del país, y el vicepresidente Juan García-Gallardo para impedir la creación de comisiones de investigación en las Cortes. Además, se preguntó qué le ha pasado a Vox para "domesticarse a la velocidad del raya", tras apoyar estas iniciativas en la pasada legislatura y oponerse ahora.

"Son lo mismo. PP y Vox en Castilla y León son lo mismo", dijo, para denunciar su falta de transparencia, su "negligencia" y el "abandono" de las clases medias y trabajadoras, para defender el "estatus quo de los poderosos". "¿Qué no quieren que se sepa?", dijo y se preguntó cómo estos dos partidos van a mirar a los "ojos" a los "miles" de zamoranos que exigieron respuestas a la Junta en la calle y que ahora ven cómo se niegan a investigar lo sucedido.

Ana Sánchez remarcó que en la Junta "están tardando en dimitir y asumir responsabilidades" y advirtió de lo contrario van a tener que hacerlo en los juzgados, puesto que recordó este lunes CCOO presenta una denuncia ante la Fiscalía de Medio Ambiente y UGT tiene intención de hacerlo también. "O Quiñones dimite o los juzgados decidirán cuándo y cómo dimite", dijo sobre el consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio.

La zamorana remarcó que los socialistas van a llegar "hasta el final" a pesar de que los dirigentes de la Junta se nieguen a dar explicaciones sobre lo que a su juicio hicieron "rematadamente mal". "No quedará impune", añadió y avanzó que recabarán toda la información a través de las comparecencias para determinar las responsabilidades políticas, pero no descartó la vía judicial si detectan otras de índole penal.

"No somos todos iguales, ni medio parecidos", afirmó con vehemencia Ana Sánchez, quien destacó que los socialistas negocian, pelean y defienden las empresas y el empleo en Castilla y León, como ocurrió -dijo- con las plantas de Siro. En este conflicto, recordó, los trabajadores y las familias se vieron "abandonados" por la Junta y tuvo que intervenir el Gobierno y la Delegación en la Comunidad.