scorecardresearch

2.523 nuevos agentes de la Policía Nacional juran su cargo

D. Casillas
-

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, presidió un acto que recuperó el protocolo anterior a la pandemia y en el que tuvo que escuchar algunos pitos y abucheos por parte de los familiares

2.523 nuevos agentes de la Policía Nacional juran su cargo - Foto: Ricardo Munoz Martin (Spain) www

2.523 agentes de la XXXVI promoción de la Escala Básica de Policía Nacional, los que se han formado en el centro abulense a lo largo del presente curso académico (de los que 1.818 son hombres y 705, mujeres), juraron o prometieron este viernes sus cargos en un acto solemne, presidido por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que supuso la vuelta a la normalidad tras el 2020 en el que la jura o promesa la realizó cada nuevo policía en su comisaría de destino y el 2021 en el que los familiares no pudieron entrar al centro.

Los familiares de los nuevos agentes esperaban para entrar a la Escuela de Policía desde primera hora de la mañana formando una larga cola, pero no pudieron comenzar a hacerlo hasta pasadas las once, una hora antes de que llegase al centro el ministro del Interior, el cual estuvo acompañado en tan solemne cita por el director general de la Policía, Francisco Pardo, el director de la Escuela, el comisario jefe José Luis Tejedor, y numerosos representantes de la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Antes de proceder al acto de jura o promesa, que se celebró en la pista de atletismo de la Escuela, el ministro de Interior descubrió en el vestíbulo del edificio principal del centro de formación una escultura que, a través de un busto que representa a un policía con una mascarilla, homenajea a los agentes muertos por covid y que han trabajado especialmente en estos tiempos de pandemia para proteger a la población.

De inmediato toda la comitiva se trasladó al lugar donde se iba a celebrar el acto central, y allí, después de recibir el ministro el bastón de mando de la Escuela de manos de su director, Grande-Marlaska escuchó de muchos de los familiares de los nuevos policías pitidos, abucheos y algún grito de protesta en el que se le pedía que se fuera.

A continuación José Luis Tejedor pronunció la última lección del curso a los agentes protagonistas del acto, un discurso breve en el que manifestó, en nombre del claustro de profesores y de todo el personal de la Escuela de Policía, su «más cordial enhorabuena a los nuevos policías y mi público reconocimiento a la labor desarrollada por el claustro de profesores y el resto de personal de la Escuela por el esfuerzo desarrollado para superar las difíciles circunstancias en las que se tuvo que desarrollar el curso».

«un día importante». Finalizada la entrega de los diplomas, el ministro manifestó que el de ayer era «un día importante» para los nuevos policías, destacando «el alto porcentaje de mujeres» en esta promoción, de «casi un 30 por ciento», lo que significa que «comienza a entrar en igualdad de número y luego también de responsabilidades».

Defendió asimismo Grande-Marlaska que los 2.523 integrantes de esta XXXVI promoción suponen «una oferta de empleo publico importante» que significa «más del 125% de reposición y que conlleva y determina el compromiso del Gobierno de España con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado», tanto que «en los cuatro años que llevamos en el Gobierno ya hemos recuperado casi 11.000 efectivos, entre Policía Nacional y Guardia Civil, de los 13.000 efectivos que se perdieron durante los siete años de los gobiernos del PP».

Tenemos también, añadió, «unos planes de infraestructuras importantes, y aquí, en el buque insignia en la formación inicial de los policías, vamos a invertir más de 30 millones de euros en dos módulos nuevos, en la galería de tiro y lo que ya hemos invertido en otras infraestructuras».

Asimismo, entre esas inversiones previstas se cuenta la del «Centro universitario de la Policía Nacional, ya aprobado, que creo que será un antes y un después en la formación de la Policía; estamos ya con la normativa de desarrollo, reglamento, etc, y saben ustedes que estará adscrito a una universidad pública».

Sobre los pitidos y abucheos con los que fue recibido en la pista de atletismo, los quitó importancia afirmando que «acepto todo, pero creo que han sido poquitos, y lo importante han sido los aplausos, no al ministro sino a los 2.523 hombres y mujeres para los que hoy es su día de fiesta, aplausos que han roto todo en positivo y han dicho que esta es la Policía y su reconocimiento», una Policía a la que «este Gobierno ha dado un 25% de subida salarial y más efectivos, y eso significa dignidad, porque consideramos la seguridad una inversión y no un gasto, como la derecha».