scorecardresearch

La Junta declara Centro Histórico al colegio de San Esteban

E.Carretero
-

De esta escuela, sede del CRA El Barranco, no solo destaca el inmueble del siglo pasado sino también una interesante biblioteca que llegó durante la II República

La Junta declara Centro Histórico al colegio de San Esteban

La Consejería de Educación ha declarado Centros de Enseñanza Históricos de Castilla y León a ocho colegios de la región, entre ellos al CRA El Barranco, con sede en San Esteban del Valle, atendiendo en este caso a una solicitud realizada por este ayuntamiento que entendía, explica la alcaldesa, Almudena García Drake, que este centro atesora valores para obtener este reconocimiento. Entre ellos, el hecho de que el CRA se ubica «en un magnífico inmueble edificado en la década de los años 20 del siglo pasado y que sobresale respecto a otros similares por sus dimensiones y estado de conservación pero, sobre todo, por su patrimonio escolar asociado». En este sentido, explica la regidora, el colegio de San Esteban del Valle cuenta con una biblioteca de la   década   de   los   años   30  del siglo XX donada   por   las   Misiones   Pedagógicas  que se conserva íntegramente y a la que se fueron añadiendo otros fondos efectuados posteriormente en la década de los años 50 así como todo tipo de planos, pupitres, cámaras fotográficas que se exponen en  el  piso  superior  y  que  conforman  un  Museo  Escolar  «en  excelente  estado  de preservación».

características. El Colegio de San Esteban del Valle está integrado en el Colegio Rural Agrupado El  Barranco  formado  por  los  centros  de  esta  localidad  y  la  de  Mombeltrán  siendo  la cabecera del mismo, el colegio de San Esteban. La joya del Colegio de San Esteban es su biblioteca  antigua  y  el  resto  del  patrimonio  cultural  «que  se  ha  ido conservando, afortunadamente, de forma escrupulosa».  Este   tipo   de   bibliotecas, recogía la memoría que el Ayuntamiento remitió a la Consejería de Educación con su solicitud,   se   distribuyeron   durante   la   II   República   en determinados municipios, en el caso de Ávila, 64 de las que 21 fueron a pueblos de la zona  sur  de  la  provincia,  ninguna  otra  en  el  Barranco de las  Cinco  Villas.  Frente  a  estas  otras,  la Biblioteca de San Esteban es, hoy en día, mayor porque tuvo varios momentos en los que se amplía. Pero, además, se conserva íntegra, con sus estanterías y en perfecto estado.  «Eso  la  hace  única  porque,  casi  todas  las  restantes,  se  dispersaron  y  no restaron   como   un   ente   único   y,   actualmente,   se   las   puede   considerar   como desaparecidas», destacan desde el Ayuntamiento.

Estas bibliotecas estaban  compuestas  por  100  volúmenes  además  de  talonarios  para  las estadísticas, papel para forrar los volúmenes y marcapáginas, siendo la  temática de los libros variada:  desde  geografía  a  ingeniería  con  la  premisa  de  que  fueran  de  lectura fácil.

El  maestro  Alfonso  Vicente  Cuadrado, director entre 1933 y 1937  de este centro que por  aquel entonces se  denominaba Colegio  Miguel  Unamuno fue el principal impulsor de esta biblioteca, como reconoce García Drake. «Posiblemente  a  él  y  a  su  insistencia  y  entusiasmo  se debiera que recalara allí la biblioteca pero también que el colegio se dotara de cantina, ropero, escuelas infantiles».

Con posterioridad, la biblioteca  se dotó de un patrimonio bibliográfico mucho  mayor hasta  conformar  una  gran  colección  que  permite  repasar  la evolución del libro escolar pero también de los tratados y de las novelas literarias a lo largo del S.XX. Completan estos fondos decenas de planos geográficos de la década de los años 50-70, cámara de fotos y parte de laboratorio, piano forte, atlas anatómicos, geográficos, pupitres e incluso tres máquinas de coser para impartir clases de costura.