Colegio de Médicos y Satse hablan de falta de equipos

B.M
-

Critican las declaraciones de la gerente de Asistencia Sanitaria y se refieren a reutilización y desinfección del material o fabricación «con bolsas de basura»

Colegio de Médicos y Satse hablan de falta de equipos - Foto: David Castro

Tanto el Colegio de Médicos de Ávila como el Sindicato de Enfermería Satse afirman que hubo falta de equipos de protección individual para los profesionales durante la pandemia sanitaria y lo hacen en respuesta a una reciente entrevista publicada por Diario de Ávila a la gerente de Asistencia Sanitaria de Ávila, María Antonia Pedraza, en la que indicaba que no habían faltado estos equipos, aunque se había pedido responsabilidad en su uso.
Desde el Colegio de Médicos de Ávila sí que se alaban los esfuerzos que se han realizado «para adecuar tanto las instalaciones como los profesionales a esta impensable situación, en la que hemos dado más allá de lo que es nuestro deber y que ha demostrado una magnífica capacidad de adaptación». No obstante, «si como se dice en la entrevista, ya se estaban elaborando planes de prevención y riesgos laborales a principios de febrero, ¿cómo los profesionales no tuvieron conocimiento de ellos hasta mediados de marzo?, perdiendo un tiempo precioso», además de que insisten en los equipos de protección, señalando en que «al principio no los había» y que «muchos de nuestros compañeros tuvieron que reutilizarlos, cuando son de un solo uso, desinfectándolos».
Además se preguntan qué se quiere decir cuando se afirma que «es importantísimo resaltar que el pico que nosotros tuvimos de infección de los profesionales fue una semana antes que llegase el pico de los pacientes. Es que la infección estaba en la calle». 
En una línea parecida se manifiesta Satse, que critica las declaraciones de la gerente y dice que «han levantado una profunda indignación entre las enfermeras, que se han sentido desprotegidas, traicionadas y defraudadas». También en su caso la mirada se pone especialmente en los equipos de protección, señalando que las enfermeras les han transmitido que «sí hubo falta de equipos» y que se fabricaron sus «propios epis con bolsas de basura».
Dicen que han sido muchos los profesionales que en persona o a través de las redes sociales transmiten su enfado, indignación y decepción, por lo que las enfermeras consideran, indica Satse en una nota de prensa, «que la gerente les falta al respeto cuando dice que todo ha ido bien, que no han faltado equipos, que no se han usado las camas instaladas en la cafetería… Se sienten, en cierto modo, traicionados, cuando la realidad que ellos han vivido es que se atendió a pacientes en las camas instaladas en la cafetería, que se han estado reesterilizando y reutilizando batas, que se han puesto números a las mascarillas cada vez que se esterilizaban para usarlas hasta cinco veces, que las batas tenían agujeros o las mascarillas estaban sucias, que han utilizado bolsas de basura o chubasqueros para hacer batas, que han usado delantales, gorros, guantes o mascarillas que les han donado pacientes, que han sufrido desvanecimientos por estar muchas horas con el mismo equipo porque si se lo quitaban no podrían disponer de otro para ese turno, que han pasado mucho miedo y se han sentido muy inseguros y muy desprotegidos en muchos sentidos».
Esta realidad, señalan, «ha sido admitida por la propia Gerencia y así se recoge en un informe elaborado por la Inspección de Trabajo al respecto».
A juicio de Satse Ávila, el afán «por maquillar la realidad» es «impropio de la máxima responsable de la sanidad en la provincia», que, según ellos, «debería haber ejercido un poco más de autocrítica». Y aunque se reconoce el trabajo realizado, también por los directivos de las gerencias, se considera que quizá el titular debió ser ‘Gracias por vuestro trabajo, por vuestro sacrificio, por vuestra incondicional implicación’». Además, Satse exige a la Gerencia que haga una planificación adecuada de todos los recursos materiales y de todas las actuaciones preventivas necesarias para que en el futuro no se repita lo vivido hasta ahora y haya material suficiente.