scorecardresearch

Caída del 40% de viajeros en el primer día de paro de Avilabús

J.M.M.
-

Los usuarios del servicio de autobuses urbanos fueron en torno a 3.000 el lunes, frente a los 5.000 de un día normal

Caída del 40% de viajeros en el primer día de paro de Avilabús - Foto: Isabel García

La primera jornada de huelga de los trabajadores del Grupo Avanza Avilabús que se desarrolló este pasado lunes lunes propició que el número de usuarios del transporte abulense cayese un 40 por ciento respecto a la cifra habitual de un día de diario.

Según indicaron fuentes municipales, las estimaciones que se hicieron desde Avilabús cifraron en unos 3.000 los viajeros que utilizaron los autobuses urbanos, teniendo en cuenta que durante seis horas, de 7,00 a 10,00 horas y de 16,00 a 19,00 horas, es decir, en horas consideradas puntas, únicamente estuvieron operativos servicios mínimos, con un único autobús en las líneas 1, 3, 5 y 6, mientras que en las líneas 2 y 4 no prestó servicio ningún autobús. Lo habitual es que en un día de diario la cifra de usuarios será de unos 5.000.

Para este miércoles está convocada una nueva jornada de paros, toda vez que el conflicto entre la empresa y los trabajadores por la negociación del convenio colectivo se mantiene, al no haberse producido ningún nuevo contacto desde el pasado viernes, en el que se dieron por rotas las negociaciones. 

El delegado de personal del Sindicato Libre de Transporte, José Antonio Sánchez Mories, precisó que en la jornada de este martes «nadie» de la empresa se puso en contacto con ellos para intentar retomar las conversaciones, después del desarrollo de la primera jornada de huelga el lunes, que fue seguida por la «totalidad» de la plantilla, que está integrada por 42 trabajadores.

Para este miércoles, por tanto, los paros se mantienen con el mismo horario que el lunes, es decir, de 7,00 a 10,00 horas y de 16,00 a 19,00 horas. Los servicios mínimos establecidos por el Ayuntamiento de Ávila durante esas horas también serán similares a los del lunes, con un autobús para las líneas 1, 3, 5 y 6 y sin servicio para las líneas 2 y 4.

Esos servicios fueron criticados por los representantes de los trabajadores, ya que consideraban que aunque se había cubierto la zona centro de la ciudad, había barrios, como Las Hervencias o la zona del Pinar que quedaron «aisladas totalmente». También desde los trabajadores se reclamó al Ayuntamiento de Ávila que ejercieron su labor como mediador para intentar solucionar el conflicto.

Ante estas críticas, el portavoz del equipo de gobierno, José Ramón Budiño, se defendió afirmando que «ya conocen el margen de maniobra que tenemos desde el Ayuntamiento. Mostramos el máximo respeto a esas negociaciones y el lunes creo que los trabajadores tuvieron una actuación ejemplar, se respetaron los servicios mínimos, y desde el Ayuntamiento, también lo ha recordado el alcalde, esperamos que haya un pronto acuerdo por el bien del servicio público, de los ciudadanos, de los trabajadores y de la empresa». Y añadió que «estamos pendientes de cómo transcurren esas negociaciones, pero desde el máximo respeto a las partes implicadas».