El Ayuntamiento baraja nuevas medidas para controlar el agua

L.C.S
-

Las reservas se sitúan en un 46% después de bajar dos puntos en el última semana, manteniéndose para septiembre como la fecha límite con la situación de los embalses

El Ayuntamiento de Ávila encargará un estudio geofísico en el parque del Soto y en alguna zona del Valle Amblés para conocer la cantidad de agua existente en esos lugares, y también controlará el gasto en las comunidades de vecinos que superen la media de consumo habitual, con el fin de poder reducirlo con medidas correctoras si fuera necesario. Así lo anunció el teniente de alcalde de Presidencia y portavoz del equipo de gobiern, José Ramón Budiño, a preguntas de los periodistas en la rueda de prensa informativa sobre la Junta de Gobierno Local.
Budiño ha informado que en la pasada semana las reservas de agua en los tres embalses que abastecen a la capital han descendido un dos por ciento, quedándose en un 46% de la capacidad total, lo que supone una cantidad de 3,6 millones de metros cúbicos, repartidos entre los 2,4 millones de Serones, que está al 43,2 por ciento, los 877.000 de Fuentes Claras, al 95,3;y los 372.400 de Becerril, que se encuentra en el 95,3 por ciento. El portavoz de Por Ávila informó que se continúa captando agua de Serones y también están en marcha los bombeos de El Soto.
Precisamente,  Budiño avanzó que entre las medidas a corto que podría poner en marcha el Ayuntamiento de Ávila para mejorar la situación de los embalses si la situación de sequía persiste, «pasarían por un estudio geofísico tanto del Soto como del Valle Amblés para conocer realmente la masa de agua que se pueden encontrar en esos espacios, también comunicar al resto de administraciones públicas la situación de emergencia por la cual atravesamos y un uso comedido y responsable del agua, y se hace un seguimiento a comunidades de vecinos que hay constancia de que el consumo excede de la media de la población de Ávila para, si fuera necesario, implantar medidas para reducir ese consumo».
El Ayuntamiento baraja nuevas medidas para controlar el aguaEl Ayuntamiento baraja nuevas medidas para controlar el agua - Foto: David CastroCon las reservas actuales se mantiene la garantía de agua hasta el próximo mes de septiembre, «pero hay proyectos que puedan mejorar esas cifras, en beneficio de los abulenses».
polémica entre xav y pp. La situación de sequía enzarzó este jueves en un cruce de declaraciones entre los portavoces municipales de Por Ávila y PP, cuando Budiño acusó a Sonsoles Sánchez-Reyes de «irresponsabilidad, deslealtad política e institucional», al criticar medidas puestas en marcha «en la Mesa de la Sequía, en donde estaban los portavoves municipales, los técnicos municipales y los de la empresa concesioanaria, y de manera generalizada se aprobaron y se dio el visto buenos a las medidas que propusieron los técnicos, por lo que me parece iuna irresponsabilidad pública y política y una falta de lealtad institucional que una vez que se acuerda en esa Mesa de la Sequía una serie de medidas, se adopten luego otra comunicaciones de manera pública con el único objetivo de alertar a la sociedad en base de noticias que no se ajustan a las medidas adoptadas».
Ante estas declaraciones, Sánchez-Reyes envió una nota de prensa aclarando que «la Mesa de la Sequía del  5 de julio sólo refrendó y mantuvo las medidas de ahorro de agua aprobadas por la Junta de Gobierno del 6 de junio», por lo que «no hay ninguna deslealtad, ni política ni institucional, en denunciar que los acuerdos de la Junta de Gobierno no se están cumpliendo. Hace más de un mes de aquella Junta y sus decisiones están  vigentes y deberían estar aplicándose a rajatabla. Se decidió limitar el riego a los jardines históricos y a los árboles para garantizar su supervivencia y estos días se ha comprobado que las medidas se están cumpliendo de forma desigual, lo que genera agravios y confusión entre la ciudadanía».