Sergio Ramos vuelve para guiar al Real Ávila

Redacción
-

El medio centro salmantino, presentado este lunes, afronta con «ilusión» su segunda etapa como futbolista encarnado

Sergio Ramos vuelve para guiar al Real Ávila - Foto: David Castro

El Real Ávila ya tiene su guía en el centro del campo. Tal y como adelantó este periódico el pasado 2 de julio, el medio centro salmantino Sergio Ramos regresa al conjunto abulense, y este lunes ha sido presentado como nuevo jugador encarnado para la próxima temporada. Ramos ya vistió la camiseta abulense en la temporada 2018-2019, y tras un año prácticamente parado, vuelve con la intención de aportar su experiencia y convertirse en el referente del equipo en el centro del campo.
Ramos tiene 31 años y se formó en la cantera de la extinta UD Salamanca, club por el que pasó por todas su categorías hasta el primer equipo, con el que debutó en la Segunda División A en la temporada  2010-11. Tres años estuvo en el primer equipo, tras los que pasaría a formar parte del Arroyo CP , de la Segunda División B, para un año más tarde firmar en el CD Badajoz. Tras esa experiencia extremeña cruzó el Atlántico para ser jugador del Atlético San Cristóbal de la Primera Dominicana y en Italia jugó con el Vis Artena. En la campaña 2016-17 regresó a las filas del Salamanca CFUDScon el que encadenó dos ascensos consecutivos hasta la Segunda División B, categoría que ya no jugaría y tras la que recaló (2018-19) en el Real Ávila en donde fue titular durante buena parte de la temporada. Tras no renovar con el equipo abulense, estuvo sin encontrar acomodo en alguna escuadra hasta que en el mes de enero de este año firmó por el Alfaro, de la Tercera División de La Rioja, con el que, como el resto de jugadores de esta categoía no pudo terminar la temporada debido a la pandemia.
 Sergio Ramos volvió a pisar este lunes el estadio municipal Adolfo Suárez, en cuya sala de prensa fue presentado como el tercer jugador fichado por el equipo abulense para la próxima temporada tras Álex Garrido y Dani Tena.
En sus primeras palabras como, de nuevo, futbolista del Real Ávila, Ramos aseguró estar «con muchas ganas, mucha ilusión, y deseando de empezar a jugar ya» debido a que «la temporada pasada al final solo tuve la ocasión de jugar a partir de las  Navidades y luego llegó el parón por el tema del Covid, y la verdad es que me quedé con muchas ganas de seguir jugando y por eso tengo ahora más por jugar».
El medio centro salmantino considera que pensando en lo que puede aportar al Ávila la próxima temporada, «mi experiencia es un grado», y piensa que «en beneficio del equipo puedo aportarla intentar tener posesión de balón», aunque sabe que «habrá partidos en los que se podrá y otros con un fútbol más directo. Tendremos que adaptarnos, intentar jugar a lo que nos propongamos».