scorecardresearch

Junta y Diputación aúnan fuerzas en el Plan de Vialidad

I.Camarero Jiménez
-

Como novedad, la Administración Regional monitorizará algunas de las vías más conflictivas y ha instalado sensores para controlar el almacenaje de los fundentes en pro de una mayor eficacia en el uso del recurso

Junta y Diputación aúnan fuerzas en el Plan de Vialidad

La provincia de Ávila es extensa y compleja en su red viaria además de complicada en los meses de invierno por su orografía, en muchas ocasiones con puertos de montaña situados en torno a los 1.500 metros. De ahí la importancia de tener un completo dispositivo de cara a atender posibles dificultades que especialmente, la nieve, pero también el viento y el frío o la niebla planteen en las diferentes carreteras. 

Para hacer frente a ello presentaban este viernes sus credenciales de manera conjunta la Junta de Castilla y León en Ávila y la Diputación de Ávila pues si de algo se trata es de «colaboración institucional» puesto que lo que está en juego es «la seguridad de los ciudadanos abulenses». En este sentido ahondaron tanto el delegado territorial de la Junta en Ávila, José Francisco Hernández Herrero, como el presidente de la Diputación, Carlos García.

Ese plan de vialidad se enmarca en el Plancal y precisamente en la mañana de viernes éste se reunió para avanzar en cómo afrontar el invierno en las carreteras.

El Plan de Vialidad se presentó hoy pero lo cierto es que está operativo desde el 1 de noviembre y estará activo hasta el 30 de abril. Muchos meses por delante para afrontar cualquier incidencia. Ante ello, la delegación territorial pone a disposición nada menos que a 145 trabajadores (entre el personal del servicio de la Administración como el de las empresas colaboradoras), también 16 máquinas quitanieves (con dos turbinas), nueve autobombas y un centro de mando. Con ello afrontarán la seguridad en 1.000 kilómetros de vías. 

El operativo suma este año dos importantes novedades y es que, en palabras del delegado territorial, se ha establecido en cuanto a los fundentes «un sistema de monitorización nuevo para saber en cada momento el almacenaje de fundentes» en pro de una mayor optimización. Fundentes que tienen en gran cantidad, hasta 700 toneladas en su parque de maquinaria y otras tantas en diferentes puntos y silos, como puede ser en Navalmoral y El Barco de Ávila y que se complementan con 70.000 litros de salmuera.

La segunda novedad tiene que ver con la monitorización también de las condiciones de algunas de sus vías, precisamente las más peligrosas por razones meteorológicas e invernales. Allí saben en tiempo real cuál es la presión atmosférica, la humedad, el viento o el punto de rocío. Se trata de lugares como Hoyocasero, Navalmoral y Las Navas donde las condiciones ahora que llega el frío son bastante más adversas que en otros lugares.

Junto a la maquinaria y medios humanos contarán además con  27 agrupaciones municipales de Protección Civil y 2 asociaciones de Protección Civil que suman 643 voluntarios en nuestra provincia.  A ello se suman por supuesto los recursos que tiene la Diputación y que por supuesto los pone al servicio del Plancal tal y como aseguraba Carlos García. Yes que «se trata de garantizar la seguridad de todos los abulenses durante los próximos meses». En sus manos tienen 55 efectivos humanos propios más los dos de las empresas de conservación en cada una de las zonas de carreteras, 30 vehículos, con 12 quitanieves con esparcidor, cuchillas o retroexcavadoras, cuantificaba el presidente.

Aún así pedía «estar pendientes a los ciudadanos de los diferentes avisos a la hora de utilizar, por su peligrosidad, ciertas vías».

El Plancal en que se enmarcan todos estos recursos, y que celebró ayer una reunión de coordinación, va más allá pues ya Hernández Herrero se encargaba de recordar que además las inclemencias en las carreteras obligan a poner en marcha otros acciones o instalaciones que dependen de otras Consejerías como puede ser la de Sanidad, Familia o Educación y Presidencia. Y es que siempre hay, por ejemplo, que garantizar el acceso a los centros sanitarios, o si se ve afectado el transporte escolar o de mercancías en ocasiones se precisa de polideportivos o centros culturales y de ocio como albergues, entre otros asuntos.

Tanto García como Hernández Herrero animaron e insistieron en el hecho de «acudir siempre a los canales oficiales de información», por supuesto el 1-1-2 ya sea vía telefónica o por la página web o las redes sociales.

En cuanto a la reunión de ayer la finalidad no era otra que «profundizar y actualizar los protocolos de actuación y activación de ese plan (Plan de Protección Civil de Castilla y León-Plancal). Además de Junta y Diputación, Ayuntamiento y Subdelegación estuvieron presentes no en vano el objetivo es «proporcionar una adecuada asistencia y protección ciudadana mediate la adopción de medidas de respuesta que minimicen los efectos negativos que puedan prodycirse en las carreteras»