scorecardresearch

P Sánchez García recibe el Premio de Ciencias el 21 de junio

D. Casillas
-

La Diputación prepara una ceremonia de entrega solemne en la que se reconocerá la gran labor de "un gran médico, farmacólogo y humanista que desde la pequeña localidad de La Retuerta ha llegado a ser una eminencia internacional científica y docente

P Sánchez García recibe el Premio de Ciencias el 21 de junio

El médico, farmacólogo e investigador abulense Pedro Sánchez García, una eminencia internacional en su campo que tiene 92 años, recibirá el día 21 de junio el Premio de las Ciencias Arturo Duperier que convoca la Diputación, en un acto solemne en el patio del Torreón de los Guzmanes y en el que el premiado estará acompañado por su familia, por representantes de varias instituciones y por la sociedad abulense.

El diputado de Cultura y vicepresidente del Consejo General de la Institución Gran Duque de Alba, Eduardo Duque, y el director de la IGDA, Maximiliano Fernández, presentaron los detalles de la entrega de ese premio, que el primero recordó que fue creado en 2018 junto al de las Letras José Jiménez Lozano y el de las Artes Florencio Galindo.

La ceremonia de entrega, que comenzará a las 11,30 horas, «tendrá el carácter solemne que marca el reglamento de los premios», además de «un marcado carácter cultural de reconocimiento por un lado al premiado, el catedrático emérito de Farmacología Clínica de la Universidad Autónoma de Madrid, y por otro lado a Arturo Duperier, uno de los grandes científicos de todos los tiempos».

Asistirán al acto, además del presidente y de la corporación provincial, la familia del premiado, la hija de Arturo Duperier, autoridades académicas como el decano de medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, el presidente de la Real Academia Nacional de Medicina  y distintos miembros de la IGDA. En ese conjunto destacó Duque «el gran número de compañeros y amigos de Sánchez García que han manifestado su voluntad de asistir a la entrega del premio».

La ceremonia, añadió, «tendrá en la música su hilo conductor, y una estructura similar a la de la entrega del Premio de las Artes que el año pasado recibió el pintor Antonio López»; habrá, además, «alguna sorpresa para el premiado, al que podremos escuchar junto al presidente de la Diputación, en dos intervenciones que pondrán el broche final al acto».

«Esperemos», acabó Duque, «que los abulenses sigan con interés la información relacionada con este premio, y que a través de él conozcan más y mejor la figura de un gran médico, farmacólogo y humanista que desde la pequeña localidad de La Retuerta, en la comarca de Piedrahíta-El Barco, ha llegado a ser una eminencia internacional científica y docente».

Maximiliano Fernández manifestó que «para nosotros es una satisfacción hacer un acto más de reconocimiento a figuras abulenses de la talla de Arturo Duperier, Florencio Galindo y José Jiménez Lozano, que dan nombre a los premios, y también a las personalidades hasta ahora reconocidas, Antonio López y Pedro Sánchez».

En el caso de este último, siguió, «ha tenido grandes apoyos, respaldos o reconocimientos de diferentes academias, que vienen a decirnos que efectivamente es merecedor de esta distinción».

Entró a continuación el director de la IGDA a resumir el curriculum del galardonado, comenzando por decir que «estudió medicina en la Facultad de San Carlos, se licenció en la UCM, se doctoró tres años después en esa misma universidad, con premio extraordianrio, completó su formación con becas de la Fundación March, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Fundación Rockefeller y los institutos de salud de Estados Unidos, para estudiar e investigar en universidades de Pavía (Italia), París, Nueva York, Boston, Siracusa, Michigan, tiene un currículum que le acredita como uno de los grandes investigadores españoles de nuestra época.

En el resumen de su extenso currículum añadió que «fue profesor de Farmacología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York, realizó investigación médica durante varios años en el área cardiovascular del sistema nervioso, y en farmacología clínica; también fue profesor de Farmacología durante cuatro años en la universidad de El Salvador, y a su regreso a España obtuvo la cátedra de Farmacología Terapéutica Clínica en la Facultad de Medicina de Valladolid, y posteriormente en la de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, en la que actualmente es catedrático emérito».

Además, «tiene en su haber todos los tramos de investigación y docencia; es director del departamento de Farmacología y Terapéutica de esa Facultad, y jefe del servicio de Farmacología de la clínica-hospital universitario de La Paz. Es asimismo académico numerario de la Real Academia Nacional de Medicina, presidiendo durante varios años la Comisión Nacional de la especialidad de Farmacología Clínica, y actualmente preside la Sociedad Española de Farmacología, además de ser miembro de sociedades internacionales de gran valor».