scorecardresearch

Más de la mitad de los visitantes, de Madrid y Castilla y León

E.C.B
-

Los turistas que residen en la capital de España representan alrededor del 30% de las visitas anuales registradas en esta ciudad, mientras que los castellanos y leoneses suponen casi un 20%

Más de la mitad de los visitantes, de Madrid y Castilla y León - Foto: David Castro

Madrid sigue siendo el principal mercado emisor de turistas de Ávila, con más del 25% de los visitantes que acuden cada año a esta ciudad. Así lo reflejan los datos correspondientes a 2021 ofrecidos por el boletín del Observatorio Turístico que publicada cada trimestre el Ayuntamiento, según el cual, de las consultas registradas por el Centro de Recepción de Visitantes (CRV), un 29% son de personas procedentes de la Comunidad de Madrid, mientras que de las atendidas en el Oficina de Información Turística de la Casa de las Carnicerías (OIT) suponen casi un 27% en lo que respecta al turismo individual, ya que en lo referente a las visitas en grupo, los madrileños representan un 23,2%.

El pasado año se mantuvo la tónica de que las dos principales comunidades emisoras fueran Madrid y Castilla y León (18,5% de las consultas de la OIT y 13% en el CRV), ya que juntas representan más de la mitad de los visitantes que recibió esta ciudad en esos doce meses. Y en general, la distribución de consultas individuales nacionales sigue una dinámica muy parecida en ambos organismos turísticos, pues después del turismo de proximidad, en ambas destacan, Andalucía (11%), Comunidad Valenciana (10,2%) y Cataluña (8%), por este orden, seguidas del País Vasco (cerca del 6%), Castilla-La Mancha (5,4%) y la Región de Murcia, Aragón y Galicia, las tres por encima del 2%.

Del total de visitantes en grupos españoles que recibió Ávila durante el año 2021, un 23,2%, como señalábamos, tenían como Comunidad de procedencia Madrid, seguida de Andalucía con un 21,7% y de la Comunidad Valenciana 13,6%. El componente de proximidad en ese caso perdió, por lo tanto, parte de su peso, al representar Castilla y León tan solo un 5,3% de los casos.

En 2021 se contabilizaron un total de 165.915 viajeros. Un año en el que la pandemia de la covid-19 afectó profundamente al sector turístico a nivel nacional y, por lo tanto, también a la ciudad de Ávila, por lo que los datos de viajeros continuaron lejos del año 2019 (año en el que se registraron 312.046 llegadas). Aun así, se produjo un repunte que permite ser optimistas con respecto a la recuperación de este sector.

Por otro lado, destacó el considerable aumento en la estancia media, pues la duración de los viajes durante el año pasado arrojó cifras que no se observaban desde el 2012, es decir, aunque el número de viajeros fue inferior, estos permanecieron más días en la ciudad.

Tradicionalmente, Ávila ha sido una ciudad de turismo mayoritariamente nacional, y de hecho de los 165.915 visitantes registrados durante el 2021, solamente 13.462 procedían de otros países (8,1%), es decir, el 92% de los visitantes fueron de origen nacional. En cuanto al número de pernoctaciones, aumentó ligeramente el porcentaje de pernoctaciones de residentes extranjeros, representando en este caso un 11,1% del total.

Si atendemos a la distribución mensual de la demanda de alojamiento en la ciudad de Ávila durante el año 2021, se observa una tendencia creciente de viajeros desde el mes de enero hasta el mes de agosto, donde se encuentra el pico más alto de viajeros del año, con 29.885 (18% del total anual). El periodo que va desde julio a octubre es el que más llegadas registra y también el de mayor número de pernoctaciones. Como ya se ha mencionado, el número de pernoctaciones ha experimentado un aumento respecto a años anteriores, llegando a una estancia media de 1,89 días durante el mes de enero, estos datos ponen de manifiesto que la forma de visitar Ávila está experimentando un cambio de dinámica y los viajeros tienden a dedicar más días a conocer nuestra ciudad,

A lo largo del pasado año, la ocupación durante los fines de semana superó a la ocupación general por plazas, lo que indica que este destino turístico es especialmente atractivo para viajes de fin de semana. Aun así, en los primeros meses del año, concretamente hasta el mes de abril, la relación era contraria. Este efecto puede deberse, según el análisis del Observatorio Turístico, a una menor llegada de viajeros desde otras comunidades, estando más representados los turistas de proximidad, que pueden hacer el desplazamiento fuera del fin de semana. El mes con más ocupación fue agosto, algo coherente con el hecho de que es el mes que más llegadas registra del año.