La Junta impulsa un pacto por la Ciencia para ser referencia

SPC
-

El presidente de la Junta visita Cartif por en 25 aniversario y augura un futuro «atractivo y lleno de oportunidades» para este centro tecnológico de Valladolid

Imagen de la visita institucional al centro tecnológico de Cartif, enValladolid. - Foto: Ical

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, anunció ayer el impulso de un pacto autonómico por la Ciencia en el que la I+D+i sea «prioritaria» y en el que se la posicione en «niveles de referencia» de la Unión Europea. Fernández Mañueco, que participó en el acto de conmemoración del 25 aniversario de Cartif, estimó que la investigación y las empresas tienen que estar «plenamente vinculados» con el fin de garantizar la transformación tecnológica a los sectores productivos y a las pymes. Pese al «esfuerzo» que se viene realizando, el presidente del Ejecutivo autonómico estimó que «no es suficiente», y garantizó que la Junta estará con las empresas, centros tecnológicos y universidades para que Castilla y León siga avanzando en la sociedad del conocimiento «que nos abre las líneas del futuro», declaró. El objetivo último es el de «consolidar» a la Comunidad en la nueva economía del futuro que hace que Cartif siga teniendo «un papel especialmente destacado», informa Ical.
Fernández Mañueco felicitó a este centro tecnológico que es «referencia» en Castilla y León, pero también nacional e internacional, que a su juicio tiene «mucho que decir» en el progreso de la Comunidad, con un futuro «lleno de oportunidades». En este sentido, trasladó su convencimiento personal y como presidente del Ejecutivo autonómico de la necesidad del impulso de la innovación asociado al tejido productivo para incrementar la competitividad de las pymes.
Ejemplo de futuro

La trayectoria de Cartif es para Mañueco un ejemplo de «el camino y nuestro futuro» en ámbitos como la industria, la energía, el medio ambiente, la agroalimentación, la salud o la calidad de vida de las personas. El presidente resaltó el trabajo «de la mano» de empresas y entidades líderes en sus sectores con el talento del personal investigador y agradeció el «compromiso y saber hacer» de los profesionales de Cartif.
El presidente de patronato de la Fundación Cartif, Gonzalo Fernández de la Mora, hizo un repaso por la historia del concepto de centro tecnológico como «un invento muy reciente», y aludió a Cartif como «una historia de éxito» que ha vivido momentos «muy difíciles». Así,  evidenció la «capacidad» de un centro tecnológico para modificar la estructura industrial de un territorio «de forma intensa». Cartif, el octavo centro tecnológico a nivel nacional, cuenta en la actualidad con 220 clientes y ha ingresado este año 10,2 millones, aún por debajo de los 14,3 de hace diez años.



Las más vistas