La cosecha de cereal crecerá un 30 por ciento en Ávila

E.Carretero
-

La nuestra es, según COAG, la provincia de Castilla y León, junto con Valladolid y Zamora, donde se esperan los mayores incrementos de la región, donde se prevén 6,8 millones de toneladas

La cosecha de cereal crecerá un por ciento en Ávila - Foto: David Castro

La ausencia de heladas, las lluvias abundantes que aseguran pastos y una campaña de riego prácticamente garantizada hacen que las previsiones de las organizaciones agrarias de cara a la próxima cosecha de cereal sean muy optimistas. Así se estima de hecho desde COAG, donde apuntan que Ávila será una de las provincias de Castilla y León donde más aumente la producción de cereal en la presente campaña. Hablan de incrementos de hasta el 30 por ciento respecto al último año. En el mismo porcentaje, según las previsiones de la organización agraria, se incrementará la producción en las provincias de  Valladolid y Zamora, mientras que la cosecha se elevará entre un 20 y un 30 por ciento en Salamanca, a la vez que en Palencia, Soria y Segovia se espera un crecimiento de entre el 10 y el 20 por ciento. Por su parte, en las provincias de Burgos y León, la subida será más moderada, sin sobrepasar el diez por ciento, según las previsiones de COAG recogidas por la Agencia Ical.
Así las cosas, la organización agraria estima que la cosecha de cereal alcanzará este año los 6,8 millones de toneladas en el conjunto de la región, lo que supone un incremento del 34 por ciento respecto a la del 2019 y de un 20 por ciento en comparación a la media de los últimos seis años. «Son cifras optimistas», reconocen desde COAG donde no se descarta la posibilidad de que la cosecha de cereal registre mayores incrementos si el tiempo acompaña durante las próximas semanas.
«Si los pronósticos de lluvia dentro de los próximos diez días se confirman, las precipitaciones son adecuadas, no hacen daño (pedrisco, etc.) y acompañan unas temperaturas que no reviertan en asurados, podemos hablar incluso de mejorar los pronósticos. Todo dependerá del comportamiento climático de las próximas tres o cuatro semanas», indican desde la referida organización agraria.
La opa advierte, no obstante, que «dentro de los últimos seis años analizados, la cosecha del 2017 no llegó ni siquiera a un 50 por ciento de la media y 2019 fue un año malo, lo que hace descender considerablemente la media autonómica del último sexenio».
precios bajos. Eso sí, pese a las buenas perspectivas de cosecha, COAG reconoce que éstas se pueden ver truncadas por los precios bajos, porque las expectativas productivas a escala mundial son también muy elevadas. A este respecto, la organización incide en que «la volatilidad de los mercados, muy influidos por movimientos especulativos, puede convertir una buena cosecha en lo agronómico en una mediocre o mala en lo económico». Todo ello favorecido además, recuerdan, por la ausencia de políticas de mercado y el abandono de mecanismos reguladores impuesto por la Unión Europea. «El diablo puede estar en los precios», advierten desde la citada organización agraria.
En la provincia de Ávila hay plantadas del orden de 33.000 hectáreas de trigo de secano con un rendimiento que se calcula en 2.900 kilos por hectárea y 2.600 de regadío con 4.500 kilos por hectárea. Además, se calculan otras 110.000 toneladas de trigo, mientras que de cebada serían 140.000, 5.000 toneladas de avena y 23.000 de centeno.