scorecardresearch

La producción de la DOPCebreros crece un 5%

M.M.G.
-

El pasado año fue «inusual» para los miembros de la Denominación de Origen, por Filomena y por el fuego de agosto

La producción de la DOPCebreros crece un 5%

Como un «año inusual». Así definen 2021 los miembros de la DOP Cebreros, un año marcado no sólo por la situación sanitaria sino además, apuntan, a las condiciones meteorológicas y los fuegos que durante este tiempo han afectado a la provincia de Ávila.

Aún así, la campaña 2021 llegó a su fin en la DOP Cebreros con 854.000 kilos de uva recolectada, de los cuales un 4 por ciento es de la uva blanca albillo real y el 96 por ciento restante de uva tinta, mayoritariamente garnacha. Unas cifras que, recalcan, suponen un incremento de producción de un 5 por ciento con respecto al año 2020.

En lo que al clima se refiere, los responsables de la DOP recuerdan cómo 2021 comenzaba con la llegada de Filomena, que durante el mes de enero tiñó de blanco los viñedos y que hizo que estos sufrieran unas temperaturas anormalmente bajas durante un largo periodo de tiempo. 

A mediados del mes de abril una helada como la que prácticamente no se recuerda en la zona afectó en distinto grado a localidades del Valle del Alberche, siendo un factor que ha marcado significativamente la producción del albillo real en Cebreros o por ejemplo, de la garnacha en algunos parajes de El Barraco. 

Y en septiembre se vivió una vendimia pasada por agua, con más de 100 litros por metro cuadrado en el Valle del Alberche o incluso 200 litros en el Valle del Tiétar.

«No sólo el COVID y la meteorología han marcado el 2021 en el territorio de la D.O.P. Cebreros, los incendios se han ensañado con la provincia de Ávila y en torno a 40 hectáreas de viñedo se han visto afectadas en distinto grado por las llamas», continúa el comunicado remitido este martes a los medios, en el que también se habla del incendio que  el 6 de agosto un incendio declarado en el municipio de El Tiemblo avanzó hacia la localidad de Cebreros quemando a su paso numerosos viñedos viejos de un gran valor vitivinícola. Y el 14 de agosto otro incendio de descomunales dimensiones asoló la Sierra de la Paramera y La Serrota, conviertiéndose en uno de los más grandes de la historia de España, aunque en este caso fueron pocos los viñedos afectados.

vendimia. En lo que respecta a la vendimia propiamente dicha, la duración ha sido superior a los dos meses, ya que dio comienzo el día 8 de agosto con el albillo real de la localidad de Cebreros y finalizó el 16 de octubre en los viñedos más altos de Villanueva de Ávila en el Alto Alberche.

En cuanto a la calidad de la uva recolectada los elaboradores están contentos de manera generalizada, destacando el menor grado alcohólico de los primeros vinos con respecto al de otras campañas. 

Sanitariamente la presencia de mildiu y oidio ha sido prácticamente testimonial, aunque en la parte negativa hay que señalar la pérdida de producción con motivo de las heladas de abril y la mayor selección de uva (y por tanto descenso de producción) que se ha tenido que realizar en los viñedos que se han vendimiado más tarde, ya que las lluvias de septiembre y octubre han propiciado focos de botrytis, un hongo que pudre el fruto y que ha hecho que las bodegas se hayan tenido que esmerar aún más si cabe en escoger la uva que entra en los depósitos.