scorecardresearch

Adiós tras toda una vida en la Diputación

E.Carretero
-

La institución rindió homenaje a los trabajadores jubilados desde 2020, en la mayoría de los casos tras décadas de trabajo

Adiós tras toda una vida en la Diputación

Francisco Luis Negrete empezó a trabajar en la Diputación Provincial de Ávila cuando tenía 26 años. En noviembre del año pasado, tras casi cuatro décadas formando parte de la plantilla de esta administración, se jubiló. Toda una vida en estas institución, ejerciendo siempre como conductor y en la última etapa al volante del coche del presidente de la Diputación, da para mucho, como reconoce Negrete, que en los 39 años y medio que ha estado en activo ha conocido a varios presidentes. «Daniel de Fernando, que repitió, Jesús Terciado, Alfredo Barranco, Sebastián González, Agustín González, Jesús Manuel Sánchez Cabrera y Carlos García», enumera Negrete los presidentes provinciales a los que ha conocido y con los que durante estas casi cuatro décadas ha recorrido la provincia entera varios cientos de veces. 

«En los últimos años se trabajaba mucho más», reconocía este conductor jubilado a la hora de hacer balance de sus años de trabajo en la Diputación de Ávila, institución que se convirtió «prácticamente en mi primera casa porque echaba más horas aquí que en la mía propia». No es extraño por tanto que este viernes, cuando la Diputación de Ávila rindió homenaje a los trabajadores que se han jubilado en los tres últimos años (2020, 2021 y 2022) Negrete sintiera una extraña emoción, por una parte la de satisfacción por haber llegado al final de la vida activa con la sensación de deber cumplido y por otra, de cierta nostalgia por despedirse de la que para él, después de toda una vida, ha sido su «familia».  «Hoy es un día complicado porque te acuerdas de gente que ya  no está», reconocía quien durante años estuvo al volante del coche del presidente de la Diputación al hablar de una jornada muy emotiva que se celebró en el patio del Torreón de los Guzmanes, sede de la Diputación Provincial, y en la coincidió con otros compañeros que, como él, han dedicado parte de su vida a esta institución. 

agradecimiento. El homenaje que este viernes la Diputación de Ávila rindió a los trabajadores que se han jubilado se hizo extensivo a aquellos que desde que empezó la pandemia han llegado al final de su vida activa teniendo en cuenta que hasta ahora la situación sanitaria había desaconsejado este tipo de celebraciones. «Es un homenaje que la Diputación tenía ya ganas de hacer después de tres años difíciles de pandemia», reconoció el presidente de la Institución provincial, Carlos García, que manifestó el agradecimiento a la labor que durante muchísimos años estos trabajadores han venido desempeñando en pro de la Diputación y, por ende de esta provincia. También sirvió este homenaje para recordar a los cuatro trabajadores que han fallecido durante los últimos años, como apuntó García. 

Recordó el presidente de la Diputación que, aunque fluctúa, actualmente la plantilla provincial ronda los 400 trabajadores, con una edad media que supera los 55 años, explicando que uno de los objetivos del proceso de estabilización que está realizando la Institución, y que afectará a unos 160 trabajadores, busca anticiparse a esas futuras jubilaciones. «Se están haciendo ya procesos para aumentar la plantilla sobre todo en puestos clave de cara a las funciones de asesoramiento técnico o jurídico», explicó García al hablar de un proceso que busca «completar todas esas vacantes tan necesarias para la prestación de servicios a los 247 municipios».