Las rutas guiadas a los castros abulenses están de vuelta

I.Camarero Jiménez
-

Los itinerarios dirigidos por profesionales serán de miércoles a domingo, previa inscripción, gratuitos y para un cupo máximo de 14 personas que deberán llevar mascarilla en el recorrido

Las rutas guiadas a los castros abulenses están de vuelta

Poco a poco, y aunque con incertidumbre, la normalidad vuelve y con ello algunas actividades que estaban ahí y que el estado de alarma confinó también. Es el caso de las visitas a los castros abulenses que este lunes anunciaron el diputado de Turismo, Armando García Cuenca y Juan Pablo López, de Terra Levis-MASAV. De esta última empresa dependerá el acercamiento de turistas y visitantes a los importantes enclaves culturales que son los castros. Serán visitas guiadas por profesionales y como mandan los nuevos tiempos, limitadas y con reserva previa. Catorce es el cupo para esta actividad que ponía en valor García Cuenca y que de algún modo viene a redondear lo que debe ser una visita turística a la provincia de Ávila. 
Somos patrimonio, cultura, gastronomía y mucho más y si se puede disfrutar de todo ello a la vez mucho mejor. Además la experiencia que presentaban López y García Cuenca es gratuita.
Quien reserve tendrá la oportunidad de adentrarse en el pasado que es la base de nuestro presente y que recorrerá los lugares arqueológicos de la Sierra de Ávila, el Valle Amblés y las Parameras abulenses.
Dar los primeros pasos para recuperar estas visitas, que ya existían, pero hacerlo con las medidas que establece el momento actual era la intención de la presentación a los medios por parte de la Diputación y es que su representante lo que quería transmitir es que la provincia de Ávila es un destino, «seguro, tranquilo, no masificado y comprometido con el respeto al medio ambiente, además de precioso y lleno de sabores, naturaleza y patrimonio».
La presentación fue precisamente en el imponente castro de Las Cogotas (en Cardeñosa), un lugar al que separan de la capital abulense menos de 20 minutos y en palabras de López «uno de los sitios arqueológicos más importantes de la provincia de Ávila, un castro que da nombre a una de las culturas más importantes de la Edad del Bronce y cuyos restos más significativos pertenecen a la segunda Edad del Hierro». 
García Cuenca ha insistido en que «nuestros recursos naturales, gastronómicos, culturales, patrimoniales e históricos deben ir de la mano para que la oferta de toda la provincia de Ávila sea cada vez más completa y más seductora para quienes nos visitan». Al fin y al cabo, resumía «se trata de que quienes se acerquen a nosotros puedan sumar experiencias, multiplicar actividades y opciones para aprovechar su tiempo de ocio». 
Por su parte, Juan Pablo López, director de Terra Levis-MASAV, la entidad que organiza la actividad, ha puesto de manifiesto la intención de «poner el valor el paisaje cultural del Valle Amblés y las sierras que lo rodean a de Ávila y Las Parameras a partir de visitas guiadas a los yacimientos arqueológicos más relevantes que hay en el territorio».
López ha dividido las visitas «en dos bloques fundamentales». Por un lado, “los ‘Grandes hitos de la Edad del Hierro’ y, por otro, ‘Descubriendo la Edad Oscura’”. El primero de ellos se centra en «los sitios de la Edad del Hierro más importantes del territorio, tales como Ulaca, La Mesa de Miranda o Las Cogotas, pertenecientes a la cultura vetona».
En cuanto a ‘Descubriendo la Edad Oscura’, «consiste en visitas a yacimientos de un período que va del siglo VI al XI, los llamados ‘siglos oscuros’ en los que grupos de población dispersa articulaban el territorio en torno a poblados, alguno de ellos fortificado, como el de Navasangil; y las necrópolis, como la Coba“, ha explicado el director de Terra Levis-MASAV.
Así las cosas, durante julio y agosto de miércoles a domingo han programado visitas a La Mesa de Miranda, Las Cogotas, Ulaca, Navasangil, Las Henrenes y La Coba, en horario de mañana. “Además, este verano se organizarán salidas a otros sitios menos conocidos, rutas nocturnas para la observación de estrellas en los observatorios milenarios que tenemos en el territorio, Ulaca o La Mesa de Miranda, así como visitas a yacimientos menos conocidos pero que también  tienen importancia real para entender este paisaje cultural del Amblés, tales como las pinturas rupestres de Peñamingubela, Peña del Águila o necrópolis rupestres dispersas por todo el territorio”, ha apuntado Juan Pablo López.
En las visitas habrá que llevar mascarillas y por supuesto inscribirse vía Whatssap, en el número 610 148 040. 
Entre septiembre y diciembre las visitas seguirán con otro horario. Estos lugares lo merecen pues son «sitios arqueológicos de relevancia internacional y que nos permiten abstraernos a otros periodos pues en ellos no hay contaminación ambiental que disturbe una visita».