scorecardresearch

Nissan confirma el acuerdo para el nuevo convenio hasta 2024

M.E
-

Nissan subraya que ha mantenido "un diálogo constante" con la representación de los trabajadores y el gobierno de la Junta de Castilla y León para lograr este acuerdo "mayoritario" con el comité

Nueva nave de Nissan en Ávila. - Foto: David Castro

Un día después de que UGT y SIGEN-USO anunciaran un preacuerdo con la dirección de Nissan para el nuevo convenio colectivo, la multinacional confirma este jueves el cierre del acuerdo para el marco laboral de la planta de Ávila hasta 2024, un documento que a su juicio "asegura la competitividad" de la factoría de Las Hervencias.

"Como resultado de las reuniones de trabajo entre Nissan y las representaciones sindicales en el comité de empresa, se ha logrado alcanzar un acuerdo mayoritario con la representación de los trabajadores para un convenio colectivo hasta 2024 y que contribuye de manera muy positiva al plan de reconversión industrial en Ávila", destacan en un comunicado. Nissan apunta que la negociación con la representación de los trabajadores siempre ha tenido "un objetivo claro", mantener la competitividad de la planta de Ávila, y para ello "Nissan ha mantenido un diálogo constante con la representación de los trabajadores y el gobierno de la Junta de Castilla y León".

En este marco, para la multinacional "el Gobierno de la Junta y la representación de los trabajadores de Nissan en Ávila son clave para el plan de transformación en el que está inmersa la planta de Avila, desde que en 2017 se tomase la decisión de finalizar la producción de vehículos comerciales para reconvertir la planta en un centro de producción de recambios de vehículos para las marcas de la Alianza".

El nuevo convenio colectivo tendrá una vigencia de cuatro años y entrará en vigor, con efecto retroactivo, desde el pasado 1 de enero 2021, extendiéndose hasta el 31 diciembre 2024. Para Nissan "el nuevo convenio permite asegurar el mantenimiento de la competitividad industrial de la planta, dentro del polo industrial de la Alianza en Castilla y León, factor clave para el desarrollo del plan de transformación de la planta en los próximos años".

En concreto, la empresa destaca que "con este acuerdo se mantiene el nivel de competitividad salarial adecuado, aumentamos la jornada industrial e individual y se aumenta el nivel de flexibilidad laboral para poder acometer la fluctuación de la demanda del mercado, ante la nueva actividad de recambios de la planta de Ávila".

UGT y SIGEN-USO ya dieron el martes por la tarde su visto bueno a la propuesta, a la espera de la ratificación de los afiliados. CCOO, la otra sección sindical del comité, valora si adherirse al mismo. Fuentes de la misma señalan que todavía lo ven "insuficiente" pero que la decisión se tomará el próximo martes en una asamblea con afiliados.