La llegada de los microeventos

P. Velasco
-

Los ayuntamientos de Castilla y León trabajan en una programación de actos de pequeño formato para este verano, mientras que los museos recuperan su actividad y la compaginan con la virtual

El Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (Musac) reabre sus puertas con medidas para los visitantes. - Foto: Ical

El sector de la cultura vuelve a arrancar, no de forma generalizada, pero poco a poco intenta retomar la actividad aplicando las medidas necesarias para garantizar la seguridad sanitaria ante la pandemia de la covid-19. Algunos museos ya han abierto sus puertas o lo harán en los próximos días y, aunque la música de los grandes festivales tendrá que esperar o aplazarse para el próximo año, muchos ayuntamientos de la Comunidad sí han anunciado «microeventos» para este verano, la mayor parte de ellos al aire libre. Los teatros y los cines todavía mantienen sus puertas cerradas, aunque algunos espacios podrán reabrir cuando Castilla y León pase a la fase 2, algo que podría ocurrir a partir del próximo 8 de junio.
Los responsables de la programación cultural de los ayuntamientos de la Comunidad saben que este año deben reinvertarse y adaptar su programación para este verano a la nueva situación. Valladolid, Palencia, Segovia o Salamanca ya han adelantado que optarán por actividades de pequeño formato, mientras otros municipios han adelantado sus propuestas donde se da prioridad a los grupos locales. 
La concejala de Cultura del consistorio vallisoletano, Ana Redondo, ya anunció que trabajan en un formato de «microeventos» para estos meses estivales, con eventos destinados a un máximo de 200 personas y donde se guarden todas las medidas de seguridad. También en Segovia, la edil de Cultura, Gina Aguiar, anunció hace unos días «eventos de pequeño formato, sobre todo musicales» que tienen intención de llevar a los barrios de la ciudad, siempre que sean en espacios abiertos donde se pueda controlar el aforo y manteniendo las medidas de seguridad. Las propuestas también incluyen exposiciones al aire libre, como en el caso de Palencia, donde se apostará por actividades de pequeño formato donde se dé prioridad a las compañías y empresas locales.
Museos

Los diferentes centros expositivos de la Comunidad también se van a incorporando poco a poco a la oferta cultural. En la capital vallisoletana ya han abierto sus puertas espacios como la Casa Zorrilla, el Patio Herreriano o el Museo de la Ciencia, mientras que en Salamanca lo hacía también esta semana la Casa Lis.
Los museos de la Junta de Castilla y León abrieron el viernes de forma gratuita hasta que se completen las distintas fases de la desescalada por la crisis de la covid-19. Esta medida afecta al Museo de Ávila, Museo de Burgos, el de la Evolución Humana, Museo de León, MUSAC, Museo de la Siderurgia y Minería de Castilla y León, Museo de Salamanca, Museo de Segovia, Museo Numantino, Museo de Valladolid, Museo de Zamora y Museo Etnográfico de Castilla y León. La única excepción es el de Palencia, que se encuentra cerrado por obras de acondicionamiento y sin fecha inmediata de apertura prevista.
La apertura se sigue compaginando con actividades paralelas a través de internet y las redes sociales de cada centro, que se extiende desde los encuentros y charlas con personajes relevantes de cada área, acciones para toda la familia y los más pequeños de la casa, paseos detallados por los fondos de los museos, presentaciones de libros, actuaciones musicales, o la recogida de los testimonios durante la pandemia que realiza en Castilla y León el Museo Etnográfico ubicado en la capital zamorana.