scorecardresearch

Mañueco esquiva el debate sobre la gestión de los incendios

David Alonso
-

Tudanca le acusa de «prometer y mentir» para «salvar su puesto» tras un verano «dramático» y el presidente le recuerda que Pedro Sánchez instó a «sacar el fuego de la batalla política»

El líder de la oposición, Luis Tudanca, enseña un papel al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, durante el ‘cara a cara’ entre ambos. - Foto: M. Chacón (Ical)

Las Cortes de Castilla y León volvieron a la actividad tras el parón veraniego con una sesión de control al Ejecutivo regional marcada por la crisis de los incendios que asolaron la Comunidad durante la época estival. Una 'vuelta al cole' para los políticos autonómicos que vino a evidenciar que los puentes entre Gobierno y oposición siguen igual de quebrados, más si cabe después de lo ocurrido en la Sierra de la Culebra, Cebreros, Monsagro o Quintanilla del Coco. Dos de las tres preguntas al presidente de la Junta,AlfonsoFernández Mañueco, tuvieron como finalidad conocer la valoración del mismo sobre la actuación, los medios y la utilidad del plan antiincendios del Ejecutivo regional.

Dos balas que Fernández Mañueco esquivó enumerando algunas de las medidas anticrisis impulsadas por el Gobierno regional, defendiendo la labor del operativo y tirando de hemeroteca al recordar a los interrogadores, Luis Tudanca (PSOE) y Pablo Fernández (Unidas Podemos), que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hizo una llamada recientemente a sacar de la batalla política la lucha contra el fuego. «Para una vez que no hace caso a los dictados de Sánchez y es para hablar mal de Castilla y León», le afeó el máximo dirigente regional al líder de la oposición, al que pidió, al igual que al único procurador morado, «dejar de usar latas de gasolina» para incendiar el debate sobre la gestión del fuego. «Es un problema global que requiere de soluciones globales y el esfuerzo de todas las administraciones», añadió Fernández Mañueco durante su defensa de las críticas.

Y es que ambos portavoces coincidieron en la necesidad de actualizar un «operativo obsoleto», al tiempo que enmarcaron la promesa de actualizarlo y mejorarlo del presidente regional en un plan para «blanquear» la actuación de la Junta y evitar dimisiones. Precisamente, tampoco faltaron las continuas demandas de dimisión del consejero de Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, por parte de la oposición.

Blanquear su imagen

Antes, el líder socialista en la Comunidad puso sobre la mesa las 95.000 hectáreas de terreno quemadas este verano y los tres fallecidos para reclamarle que «al menos, pida perdón». En esta línea, le afeó que se negase a comparecer en sede parlamentaria, tal y como pidieron desde el Grupo Socialista, a lo que Mañueco replicó que lo hará cuando acabe la temporada de incendios. «Solo intentan blanquear su imagen y ahora prometen otra vez lo que han negado durante 20 años. Para salvar el puesto de Suárez-Quiñones y para salvar su puesto», le espetó Tudanca, que le afeó una política de «prometer, anunciar y mentir». 

En el turno de dúplica, el presidente de la Junta recuperó una de sus respuestas habituales al portavoz socialista, y le volvió a reclamar que «hable alguna vez bien de esta tierra». «Estamos trabajando con eficacia por la gente de esta tierra, y no les vamos a defraudar. No como usted», remató Fernández Mañueco en su primer careo con Tudanca tras las vacaciones de verano.

Espíritu carroñero

El debate sobre la gestión autonómica de la crisis de los incendios se calentó cuando entró en escena el procurador de Unidas Podemos, que, hasta en cinco ocasiones, recordó un verano marcado por las 95.000 hectáreas quemadas y las tres personas fallecidas en el fuego de Losacio (Zamora). «Castilla y León ardía por los cuatro costados y ustedes estaban mirando como las vacas cuando pasa el tren», esgrimió Fernández. En su réplica, el presidente de la Junta volvió a defender que su Gobierno «ha trabajado con la máxima intensidad», pero cargó contra el líder de Podemos, al que llamó «pijo de ciudad». «La ola de calor ha estimulado su espíritu carroñero, y ahora utiliza la tragedia de los incendios para atacar a la Junta», le respondió antes de preguntarle si consideraba que las hectáreas quemadas, las vidas perdidas o los inmuebles arrasados «nos duelen menos a nosotros que a vosotros».

Comisión de investigación

El otro punto de discordia entre Gobierno y oposición fue la negativa de PP y Vox a que se constituyan sendas comisiones de investigación en las Cortes sobre los incendios del verano pasado en la Sierra de la Paramera (Ávila) y otra sobre los de este verano. «Tiene un día para recapacitar y dar la cara ante la gente de esta tierra», le retó Tudanca, mientras que Fernández, volvió a subir la intensidad. «¿Qué tienen que esconder para rechazar la comisión de investigación?¿Tienen miedo de que se acredite su incompetencia?».