scorecardresearch

El Cumbre Vieja demuestra la importancia de la geología

I.Camarero Jiménez
-

Pablo Gabriel Silva sigue con gran interés lo que ocurre en La Palma y lo hace desde la Cátedra de Geomorfología y Riesgos Geológicos de la Escuela PolitécnicaSuperior de Ávila y afirmando que en cuanto pueda irá para verlo sobre el terreno

El Cumbre Vieja demuestra la importancia de la geología

Quien más quien menos se ha visto atraído por las imágenes tan impactantes de la erupción del volcán Cumbre Vieja de La Palma. Sobre todo porque se ha podido seguir «desde el minuto menos cero», desde que empezaron los «enjambres sísmicos» que preludiaban una casi inminente erupción. Pendiente de ello ha estado, sigue estando y estará Pablo Gabriel Silva, quien es catedrático de Geomorfología y Riesgos Geológicos de la Universidad de Salamanca en la Escuela Politécnica Superior de Ávila. Estudioso de terremotos y otros fenómenos geológicos a los que va ligada la erupción del Cumbre Vieja.

Cuando le preguntamos si le gustaría estar allí, no duda: «Yo si puedo, voy para allá para verlo sobre el terreno, además estoy especializado en riesgos geológicos», además «en la zona hay gente con la que trabajo». Es todo un acontecimiento porque «es una erupción volcánica que no habíamos tenido ocasión de presenciary de vivir en nuestro país durante los últimos años y, además, con esta cobertura mediática que empezó desde una semana antes». Desde luego no va como espectador, pero es cauto «porque hay problemas de comunicaciones en la zona, con aperturas y cierres del aeropuerto». Se trata de estudiar el fenómeno y de colaborar en lo que se está haciendo. Profesionales como él deben estar allí y además a los que ya lo estudian sobre el terreno «hay que darles el relevo porque no pueden estar allí eternamente». Ante ello le preguntamos, y no somos los primeros, sobre cuánto tiempo puede durar la erupción. 

Un interrogante que es la «pregunta del millón» y que le han hecho en múltiples ocasiones. Con cierto hartazgo, pero muy educadamente , nos dice que «no se puede dar información de lo que va a pasar, este tipo de análisis no se puede hacer en ‘prime time’». Unas palabras tras las cuales hay una crítica clara y es que hay determinadas cadenas que están siguiendo el fenómeno «minuto a minuto». De algún modo hay, a su juicio, una saturación de información que además no trata la actualidad científica con el rigor que sería deseable.

La pregunta de algún modo no se queda sin contestar porque por supuesto que Silva conoce el fenómeno y nos apunta que «la deformación de la isla continúa, se ha llegado a elevar hasta 29 centímetros, luego bajó un poco, pero en la actualidad se mantiene. Sólo cuando la deformación empiece a disminuir de manera significativa nos indicará que la inyección de magma disminute y podemos empezar a decir que la erupción comienza a apagarse». Ha de bajar la deformación de la isla y también la sismicidad, ése es el resumen, pero desde luego no se puede saber cuándo parará porque  por ejemplo «la erupción del Teneguía en 1971  duró 23 días, la de San Juan, en 1949, más de un mesy ha habido erupciones históricas que permanecieron activas y expulsando lavadurante más de tres meses». 

 

Lea la noticia ampliada en la edición impresa

ARCHIVADO EN: Ávila, La Palma, Volcán