El Ayuntamiento insiste en la suspensión de la prueba

Redacción
-

El portavoz del equipo de gobierno, José Ramón Budiño, agradece el esfuerzo de los organizadores pero reitera que la prueba no es viable

El Ayuntamiento insiste en la suspensión de la prueba

El anuncio por parte de los organizadores del Concurso Nacional de Saltos Ciudad de Ávila de reducir el consumo de agua a 500.000 o 600.000 litros de agua en vez de los 2 millones gastados el año pasado no es suficiente para que el Ayuntamiento reconsidere la suspensión anunciada de la prueba deportiva.
Así lo aseguró el portavoz del equipo de gobierno, José Ramón Budiño, quien a pregunta de los periodistas aclaró que «estamos en un momento crítico de agua y este equipo de gobierno habla desde el sentido común y la lógica. Es una decisión que a nadie le hubiera gustado tomar, pero sintiéndolo mucho nuestra obligación es maximizar el agua que tenemos ahora mismo en los embalses».
Desde el equipo de gobierno se agradece «el esfuerzo de los organizadores de intentar minimizar el gasto de agua y reducir los dos millones de litro que se gastaron el año pasado, pero lógicamente los embalses y la situación que atravesamos hacen inviable el poder organizar cualquier prueba con ese gasto de agua», considera Budiño, que no contempla más  reuniones porque «con la organización nos reunimos la semana pasada en base a la situación que atraviesa Ávila en cuanto al suministro de agua, y sobre la mesa se pusieron  todas las opciones viables, cambio de fecha o de ubicación y hablar con la Federación para que sepan que Ávila sigue queriendo tener ese concurso, pero ninguna solución es viable». «Al Ayuntamiento le da igual suspender el concurso hoy que el 20 de agosto, pero a la organización evidentemente no porque los costes serían mucho más elevados si lo hacemos el 20 de agosto, y si ese día no hay agua, no se va a regar la pista», insiste Budiño, quien tiene claro que «hemos buscado lo mejor para el concurso, que tiene un prestigio nacional, y tampoco sería serio suspenderlo un día antes».
«Es una decisión que a nadie le gusta tomar, pero entendemos que es la mejor para los organizadores y para todos los abulenses. Ojalá que el año que viene la situación del agua se pueda revertir y por supuesto que seguiremos apostando por este concurso que es referencia y querido por todos los abulenses», concluyó el portavoz de Por Ávila.