El PP teme que la piscina no acabe en la fecha prevista

Redacción
-

Los populares creen que el retraso de las obras se debe a que el equipo de gobierno espera terminarla poco antes de las Elecciones Municipales de 2023

El PP teme que la piscina no acabe en la fecha prevista - Foto: David Castro

El grupo municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Ávila teme que el retraso en el inicio de las obras de la nueva piscina cubierta provoque que no esté acabada en la fecha comprometida, y mediante una nota de prensa su concejala Jacqueline Martín afirma que «esta demora demuestra el incumplimiento de otro compromiso más que el equipo de gobierno había contraído con todos los ciudadanos de Ávila». Además, desde las filas del Partido Popular señalan que «un retraso tan prolongado, de año y medio, solo puede responder a que el equipo de gobierno está dando largas para terminar la piscina muy poco antes de las Elecciones municipales de mayo de 2023, para que la gente vea la foto, con la esperanza de que les vuelva a votar».

Desde el PP se asegura que «una vez que el equipo de gobierno ha comunicado a la Junta de Castilla y León que el acta de replanteo previa a la reanudación de las obras de la piscina municipal se firmará el 16 de septiembre», el Grupo Municipal Popular lamenta «el nuevo retraso de tres meses para poder iniciar los trabajos en estas instalaciones tan necesarias para los abulenses», puesto que, según el cronograma enviado por el Ayuntamiento a la Junta el pasado 23 de diciembre, el comienzo de las obras debería haberse producido el pasado 23 de junio. Jacqueline Martín, portavoz popular en la Comisión de Deportes señala que esta demora demuestra «el incumplimiento de otro compromiso más que el equipo de Gobierno había contraído con todos los ciudadanos de Ávila».

El cronograma presentado respondía a la concesión de la Junta de Castilla y León al Consistorio abulense de una prórroga de cuatro meses para aportar la nueva documentación, manteniéndose el compromiso de la institución regional de financiar el 60% del coste de la infraestructura, a pesar del retraso en estar lista, pues su fecha de terminación inicial era febrero de 2020. Una obra cuyo plazo de ejecución era 18 meses, «precisamente el mismo tiempo que llevan los trabajos paralizados», apunta Martín, quien destaca, además, que «hoy por hoy, el único dinero invertido es de la Junta de Castilla y León, ya que el Ayuntamiento aún no ha desembolsado ni un solo euro de fondos propios».

La concejala del PP explica que desde que quedaran paralizados hace año y medio, el 26 de marzo de 2020, «en numerosas ocasiones hemos pedido en los órganos municipales que se reanudasen los trabajos y hemos manifestado nuestra satisfacción por el hecho de que por fin esto ocurriese, pero mucho nos tememos que el retraso supondrá que la piscina no esté acabada en la fecha comprometida con la Junta, el 31 de mayo del año que viene».

Desde las filas del Partido Popular señalan que «un retraso tan prolongado, de año y medio, casi la mitad del mandato, solo puede responder a que el equipo de gobierno está dando largas para terminar la piscina muy poco antes de las Elecciones municipales de mayo de 2023. Va a ser la única obra de relevancia que podrán inaugurar en estos cuatro años, aunque sea herencia de la anterior Corporación, y su objetivo es retrasar ese momento para que la gente vea la foto, con la esperanza de que les vuelva a votar».



Las más vistas