Prudente vuelta de los mercados de los viernes

Mayte Rodríguez
-

El mercado de frutas y verduras de El Chico ha mantenido el número habitual de puestos y la afluencia de público ha sido abundante, pero al mercadillo textil apenas han acudido una veintena de vendedores y la asistencia ha sido inferior a la normal

Prudente vuelta de los mercados de los viernes

GALERÍA

Regreso de los mercados

El regreso de los mercados de los viernes en la ciudad de Ávila ha resultado desigual, aunque las personas que regentan los puestos en uno y en otro confían en que "poco a poco se vaya animando la gente", nos decía Juan Pablo, que no ha dudado en volver al mercadillo textil de la plaza de toros desde Valladolid en cuanto ha podido para poner a la venta bisutería, sombreros y vistosos pañuelos. Es precisamente este mercado el que en su reapertura ofrecía una estampa distinta a la habitual. Y es que pese a haberse aumentado la superficie del mercadillo hasta el Estadio Adolfo Suárez precisamente para que hubiera mayor espacio entre puesto y puesto para salvarguardar así la distancia de seguridad que impone la nueva normativa sanitaria, apenas veinte puestos han acudido a la cita de este viernes, de manera que no llegaban ni a la puerta grande de la plaza de toros. En el puente de madera sobre el río Chico, la única entrada posible al mercadillo, dos voluntarios de Protección Civil rociaban con gel hidroalcohólico las manos de todo el que quisiera pasar y le informaban de la existencia de un itinerario marcado con vallas de obligado seguimiento para recorrer los puestos y cuyo final está precisamente en una única salida. Tanto quienes regentan los puestos como los ciudadanos que se han animado a acudir a esta clásica cita de los viernes -muchos menos que de costumbre, igual que los vendedores- no faltan las mascarillas, que de hecho son de uso obligatorio.

"Todo está muy bien organizado y los policías están colaborando con nosotros desde el primer momento", nos cuenta Juan Manuel, "y la gente está siendo muy prudente", añade el vendedor, que "después de casi tres meses sin vender nada" es el primer mercadillo al que acude desde que estamos en fase 1 porque "el de Valladolid sigue suspendido", nos comenta, "a ver si aprenden de Ávila y nos dejan poner ya lo puestos".

En el mercado de frutas y verduras del Mercado Chico, sin embargo, el número de puestos instalados en este regreso a la nueva normalidad es similar al de antes de la pandemia. "Yo creo que estamos todos, pero un poco más separados, por eso los puestos son algo más pequeños, pero es mejor así por el bien nuestro y el de la gente", señala José Antonio Roco, llegado desde el pueblo toledano de Consuegra para vender plantas de huerto que, junto a los de frutas y verduras, es el género más abundante esta mañana en la plaza, en la que de buena mañana hay abulenses guardando cola y distancia de seguridad, sobre todo para hacer compra de productos frescos. Los saludos que escuchamos entre clientes y vendedores revelan la cercanía de quienes se conocen de años atrás, casi todos ellos empiezan interesándose por el estado de salud de la familia y terminan con el deseo de "seguir bien".

Prudente vuelta de los mercados de los viernesPrudente vuelta de los mercados de los viernes

Una quincena de puestos se reparten a lo largo y ancho de la plaza, también en el centro. Allí encontramos el de la pastelería Gran Oasis, de Amavida, que a primera hora de la mañana tiene poca faena, pero espera que "la gente se anime entre las doce y la una, que es la hora punta, aunque también es verdad que en general la población tiene todavía miedo", señala. Su expectativa para este primer día de mercado después del confinamiento no es demasiado alta. "En estos meses la gente ha elaborado sus propios dulces en casa y no creo que tengan muchas ganas de andar comprándolo, pero ya veremos cómo se da el día", apunta el vendedor, que como la mayoría de sus compañeros es el primer mercado al que acude en esta primera semana de fase 1. "Y gracias que han abierto el de Ávila porque hay sitios, como Piedrahíta, que no lo han visto muy claro por el tema del espacio y no han autorizado abrir el mercadillo de los martes", comenta.

En ambos mercados hay presencia tanto de Policía Local como de voluntarios de Protección Civil velando por que las medidas sanitarias se cumplan por parte de todos, aunque hasta donde hemos visto la prudencia de vendedores y compradores marca esta primera mañana de mercados en Ávila.