El PSOE alerta del cierre de seis de cada diez consultorios

E.Carretero
-

Los procuradores socialistas rechazan la propuesta de la Consejería y entienden que la reforma de la sanidad debe abordarse en una mesa de trabajo representada por distintos agentes

El PSOE alerta del cierre de seis de cada diez consultorios

La reforma de la sanidad rural que pretende llevar a cabo la Consejería de Sanidad afectaría «de manera negativa» a la provincia de Ávila. Así lo creen los procuradores socialistas para quienes el objetivo del gobierno bipartito de la Junta de Castilla y León con esta medida es «desmantelar la sanidad en el medio rural porque entienden que es un derroche de dinero prestar atención sanitaria a núcleos muy pequeños», aseguró el procurador abulense Miguel Hernández.
Denuncian los socialistas que la reforma promovida por Partido Popular y Ciudadanos se asiente en la teleasistencia médica cuando «tenemos un grave problema en muchísimas zonas de nuestro territorio de acceso a las nuevas tecnologías». Critican además los socialistas la «imposibilidad de muchos de los usuarios de poder desplazarse a los centros de referencia» teniendo en cuenta que en su mayoría se trata de población envejecida y que las deficiencias en materia de transporte que también hay en el mundo rural.
Y pese a que desde elPSOE son «conscientes del problema que representa para un territorio tan extenso, despoblado y carente de profesionales sanitarios como el de Castilla y León el poder llevar a cabo una buena prestación sanitaria desde el punto de vista administrativo» reconoce Hernández que justo por ese motivo el PSOE propuso en su día la creación de una Mesa de Trabajo en la que estuvieran partidos políticos pero también organizaciones colegiales, sindicatos y plataformas en defensa de la sanidad y en la que se abordara cómo remodelar el actual sistema de financiación y la ejecución de la sanidad en nuestra Comunidad.
«Si esta medida se lleva a cabo se está haciendo lo contrario a lo que el gobierno del PP y Ciudadanos decía para evitar la despoblación», aseguró el procurador antes de apuntar que «ni siquiera la propia Consejería se cree este modelo porque el borrador no cuenta ni con presupuesto ni con dotación económica de cómo se va a llevar a cabo», algo fundamental teniendo en cuenta además que este  modelo necesita de la «complicidad» de otras instituciones como las Diputaciones y los Ayuntamientos porque hay poner en valor el transporte a la demanda.  
«Esta no es la solución», defienden los socialistas abulenses que ven entienden que esta reforma  es «un recorte» que demuestra «el poco interés que tiene la Consejería de Sanidad por el medio rural y las zonas más desfavorecidas».
De hecho, los socialistas abulenses estiman que la reforma planteada por la Consejería de Sanidad supondría el cierre de 154 consultorios de los 332 actuales que actualmente hay en la provincia de Ávila, lo que es seis de cada diez. «Según la Junta no se van a cerrar pero lo cierto es que van a ser consultorios donde no va a haber ni médico ni enfermero», lamentó la también procuradora socialista Soraya Blázquez antes de apuntar que «no lo compartimos y vamos a luchar porque esto se quede en un mal sueño».
«Los consultorios de atención primaria en las zonas rurales son primordiales y el cierre de los mismos es una vuelta de tuerca más para la pérdida de población», afirmó la procuradora que también criticó que la reestructuración de la sanidad rural se vaya a realizar atendiendo a criterios territoriales y no de cupos de cartillas, lo que a su juicio demuestra que detrás de esta reforma hay un interés de la Junta en que  «esto se acabe privatizando».