43 denuncias por incumplir el toque de queda en la provincia

E.C.B
-

El buen comportamiento en la capital abulense contrasta con esas 43 denuncias por saltarse las restricciones de movilidad nocturna en la provincia, de ellas dos en la zona de Arévalo y el resto en el Valle del Tiétar, principalmente a madrileños

43 denuncias por incumplir el toque de queda en la provincia - Foto: David Castro

GALERÍA

Vuelven los controles

Escasa afluencia de viajeros tanto en la estación de autobuses como en la de ferrocarril y muy poco tráfico en las carreteras, salvo de personas que regresaban a sus hogares tras la jornada laboral. Esa es la tónica de las primeras horas con restricciones de movilidad por el cierre perimetral de Castilla y León que ha entrado en vigor este viernes a las 14,00 horas y que se extenderá hasta el próximo 9 de noviembre.
Una jornada en la que tanto el Cuerpo Nacional de Policía como la Guardia Civil han desplegado sus operativos de control tanto en la ciudad como en la provincia, con más de 300 efectivos, especialmente centrados en las zonas limítrofes con la Comunidad de Madrid y las provincias de Cáceres y Toledo, pero que se extenderá estos días por las vías públicas de mayor interés y las poblaciones.
Servicios especiales que, como comentó el jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Ávila, el teniente coronel Miguel Ángel Balbás, «se vienen manteniendo desde que se decretó la restricción de movilidad nocturna» que, si bien está siendo respetada en la capital, no ha ocurrido lo mismo en las últimas horas en la provincia, donde el jueves por la noche se contabilizaron 43 denuncias por saltarse el ‘toque de queda’, especialmente en el Valle del Tiétar, impuestas en su mayoría a madrileños, ya que el horario de inicio del mismo no es igual en Madrid (doce de la noche) que en Ávila (22,00 horas).
Concretamente, según precisó el subdelegado del Gobierno, Arturo Barral, de dos o tres denuncias se pasó este jueves a esas 43, de ellas dos en la zona de Arévalo y el resto en la zona sur de la provincia, especialmente en Sotillo de la Adrada, donde hay un punto habitual de control, y también en Casavieja. El motivo, «saltarse la restricción de movilidad nocturna para desplazarse a sus segundas residencias».
Respecto al dispositivo de la Guardia Civil que se mantiene operativo desde este viernes a las 14,00 horas, el teniente coronel especificó que está compuesto por más de 300 efectivos, que realizan controles en todos los puntos de la provincia, especialmente en las zonas limítrofes con Madrid, Cáceres y Toledo, con atención a las vías públicas habitualmente más utilizadas, «variando la ubicación», y a las poblaciones.
Por su parte, el coordinador del Servicio de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Policía Nacional en Ávila señaló que su labor de control desde este viernes se circunscribe a las estaciones de autobús y Renfe, colaborando también con la Guardia Civil en la carretera N-110. Además, indicó que durante este puente de Todos los Santos «para ampliar el control del ocio nocturno, los servicios normales se ven reforzados con cinco dotaciones por las noches para que la gente no se reúna por razones de ocio».