scorecardresearch

«Hay que saber no sólo quién eres sino también quién no eres»

D. Casillas
-

José Aznar, médico psicoterapeuta que desde hace 30 años ofrece su ayuda de de forma gratuita a personas que lo pasan mal psicológicamente y económicamente, presenta este jueves en Ávila su libro El Ser y el Ego. Un camino hacia la luz

«Hay que saber no sólo quién eres sino también quién no eres»

El doctor José Aznar Sánchez, médico psicoterapeuta que realiza psicoterapias gratuitas desde hace muchos años –dejó su trabajo en el Hospital Clínic de Barcelona hace más de 30 años tras recibir una herencia y empezó a ofrecer psicoterapia a gente que lo estaba pasando mal económica y psicológicamente sin cobrarles nada–, presenta este jueves en Ávila su libro El Ser y el Ego. Un camino hacia la luz, un trabajo que ha concebido como una herramienta muy útil para «conocerse a uno mismo», un objetivo que considera que es la única manera de «ser conscientes de nuestros pensamientos y emociones negativas, y así poder librarnos de ellas».

El acto de presentación, abierto al público, tendrá lugar en el centro Yoogaem (Avenida de los Derechos Humanos, 26), a partir de las 18,30 horas.

¿Podría resumir en pocas palabras cuál es el objetivo principal que pretende con la publicación de este libro?

El principal objetivo que persigo con El Ser y el Ego, que es el mismo que pretendo desde hace mucho tiempo cuando hablo con quienes me piden apoyo, es ayudar a las personas. En este trabajo comparto con el lector todo lo que he aprendido en la vida que nos sirve para poder conocerse a sí mismo, para saber no sólo quién eres sino también quién no eres; todo eso está ahí plasmado para que la gente al leerlo pueda aclararse y pueda conocerse mejor a sí misma para ser más feliz.

Es fácil decirlo así, pero imagino que llevarlo a la práctica es mucho más complicado.

Así es. Llevar a la práctica toda esa teoría es lo más difícil que hay, pero a pesar de todo se puede conseguir si se intenta y se sabe como hacerlo, y por eso hay que procurarlo, porque es mucho lo que se gana.

¿Y este libro ayuda realmente a ello?

Sinceramente creo que sí, para ello está pensado. 

¿Cuál es el camino que ofrece a través de El Ser y el Ego para conseguir ese fin de conocerse y ser más feliz… o menos infeliz?

Fundamentalmente digo que hay que aprender a quererse, observarse, ver lo negativo que hay en todos nosotros y poco a poco ir apartando eso que es malo. De esta manera podremos ser cada vez un poco más felices, aprenderemos a querernos más y, por tanto, querremos también más a los demás. Hay que conseguir librarse de esa dependencia emocional que existe cuando uno no se quiere, no hay que buscar a otras personas o a ciertas cosas para tapar huecos, ya que en realidad nunca se pueden tapar esos huecos que podamos sufrir debido a que no son reales sino inventados.

¿Y de donde nos viene esa carencia?

De cuando somos niños y pensamos cosas que no son verdad, nos las creemos y nos vamos formando una identidad equivocada a la que la llamamos el ego, o la negatividad, o los pensamientos y emociones negativas. Ese es el peso que llevamos todos en nuestro inconsciente desde pequeñitos, y nos influye mucho en la vida para no ser felices, para andar siempre buscando fuera..., y si no cambiamos nuestra forma de pensar nunca nos daremos cuenta de que la felicidad la tenemos dentro. 

Hemos de eliminar todo eso de negativo que tenemos dentro y por ese motivo el proceso es tan duro y tan largo, pero al mismo tiempo es posible y es muy positivo.

¿La gente que ha leído ya su libro qué le ha trasladado, qué es realmente útil para conseguir los ambiciosos objetivos que propone o que pone el listón muy algo?

La mayoría de la gente que ha leído este libro me ha dicho que le ha ayudado bastante en ese objetivo de sentirse mejor. Me dicen que les aclara el pensamiento y que les pone más fácil el verse y encontrarse a sí mismos. 

Realmente la herramienta que tenemos todos para conseguir esa mejora personal es la autoobservación, o sea, observar nuestros pensamientos, tomar distancia con ellos y analizar qué estás pensando o qué vas a hablar, o cómo vas a reaccionar ante determinadas cosas para hacerlo de la mejor forma posible, para saber ayudarnos a nosotros mismos. 

¿Es siempre mejor esa autoobservación que acudir a los ansiolíticos o a otros medicamentos a la hora de luchar por ese sentirse bien que usted propone?

Sí, siempre es mejor, pero a veces la mente está tan alborotada con esos pensamientos y emociones negativas que es útil el tomar un ansiolítico o un antidepresivo. Pero siempre lo justo, porque creo que lo que cura, lo que sana a la larga, es esa autoobservación, la psicoterapia, hacer eso con alguien que haya pasado por ahí, con un psicoterapeuta que lo conozca y haya pasado por ahí y acompañe a esa otra persona a conocerse mejor a sí misma.

Al final volvemos a la filosofía griega que reivindicaba la importancia del 'conócete a ti mismo', el aforismo que estaba inscrito en el templo de Apolo, en Delfos

Así es; lo que ofrece este libro es lo de siempre, lo clásico, lo que todos los hombres y mujeres sabios de todos los tiempos han visto: que hay que ir dentro de uno mismo, mirar lo que eres y lo que no eres, lo que te has montado de negativo, y finalmente ser lo que tú eres realmente.

¿Y qué somos en realidad?

Pues somos plenitud, paz, amor, alegría, y todas las virtudes que siempre han buscado los humanos. Es simple de hablar pero difícil de realizar, y a pesar de esa enorme dificultad hay que intentarlo porque es mucho lo que nos puede ofrecer.