En Madrigal no habrá entierros

P.R.
-

La alcaldesa insiste que se realicen incineraciones y reclama equipos de protección para los trabajadores del cementerio a la vez que pide a los vecinos que respeten el confinamiento

En Madrigal no habrá entierros

La alcaldesa de Madrigal de las Altas Torres, Ana Zurdo, ha remitido un escrito a la Junta de Castilla y León en el que pone de manifiesto la urgencia de disponer de equipos de protección para sus trabajadores. Especialmente para los operarios que se encargan del cementerio. En declaraciones a este periódico ha señalado que en el cementerio de Madrigal no volverán a realizar ningún enterramiento mientras no lleguen los equipos de Protección (EPIS). Señalaba en este sentido que el pasado viernes tuvieron el entierro del primer caso fallecido por coronavirus. Los trabajadores solo disponían de unos deficientes monos y mascarillas de protección que se rompieron cuando iban a ser utilizados. «Estamos obligados a garantizar la seguridad de nuestros trabajadores, y en estas condiciones y, sin material de protección adecuado, no podemos garantizarla». Por este motivo la regidora señaló que no volverá a permitir que se realice un entierro en el cementerio mientras no lleguen estos equipos de protección anunciados. Ana Zurdo, que ha sido funcionaria del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III, insiste que todos los casos positivos al coronavirus  y que fallecen deberían ser incinerados.
En Madrigal han sido dos las personas fallecidas hasta ahora y que habían dado positivo al COVI-19. Ambas vivían en residencias de ancianos y las dos murieron en el Hospital Nuestra Señora de Sonsoles de Ávila. La primera falleció el pasado viernes y la segunda ayer por la mañana. Esta segunda, según indicó, iba a ser incinerada, como le confirmaron sus familiares. Las instalaciones del ayuntamiento madrigaleño se encuentran cerradas al público. Sin embargo, la actividad continúa, como relató su alcaldesa. De esta forma se encuentran trabajando cuatro  limpiadoras que se encargan de la limpieza del ayuntamiento y de las zonas de usos comunes, paradas autobús, papeleras, etc. También ocho peones que fumigan las calles y los lugares de la localidad, el trabajo del cementerio y obras puntuales. Igualmente desempeñan su labor cuatro administrativos, en turnos semanales de atención telefónica y telemática, según la demanda de los vecinos.
Durante estos días se han venido realizando trabajos de desinfección por parte de los operarios del Ayuntamiento. También ayer tarde estaba previsto que llegara al municipio un equipo de limpieza y desinfección de la Mancomunidad de Municipios de la Comarca de Madrigal. La alcaldesa también ha pedido a los vecinos que respeten al máximo el confinamiento en sus viviendas y  ha insistido que no salgan, salvo para lo imprescindible. «No podemos estar saliendo todos los días a la compra, ni tampoco aprovechemos a sacar a nuestros perros para largos paseos», señalaba la regidora mientras defendía que «la situación es la que es y debemos entender que de nuestra responsabilidad va a depender mucho el control de esta pandemia en nuestros pueblos».
Desde el ayuntamiento, según dijo la regidora, se está atendiendo a familia vulnerables del municipio, con el reparto de lotes de comida, que realizan voluntarios de Cruz Roja, que también están llevando medicinas personas mayores para que no salgan de sus casas.



Las más vistas