Ferrán Adriá desempolva el delantal

M.C. Sánchez
-

El genio de los fogones quiere ayudar a que los confinados se alimenten bien y de forma económica a través de Twitter

Ferrán Adriá desempolva el delantal - Foto: Enric Fontcuberta

No se la ha vuelto a ver cocinando públicamente en nueve años, desde que cerró elBulli en 2011, y tampoco se le ve ahora. Pero el gran Ferran Adrià sí desenpolva de nuevo su laureada chaquetilla de chef para aleccionar a todo el que quiera escucharle desde su casa sobre cómo alimentarse en la pesada cuarentena por coronavirus. 
El catalán quiere ayudar a que los confinados coman adecuadamente y de forma económica y para ello, a través de su cuenta de Twitter, ofrece a diario recetas sencillas y consejos para elaborar menús basados en su libro La comida de la familia (RBA). 
Una iniciativa que engloba bajo la etiqueta #ComerBienAlimentaElAlma, y que, como asegura en uno de sus vídeos en la red, nació al calor del encierro que él mismo mantiene. Confinado en su hogar con su mujer, es «lógico» que sea él quien se ponga a los fogones», afirma. «Hacía muchos años que no cocinaba tanto», reconoce.
Ante una mesa con distintos ingredientes y tableta electrónica en mano, Adrià propone cada día un menú de su libro, publicado en 2011, en el que reunió lo que a diario comía el personal del mítico restaurante elBulli (Gerona), varios años número 1 de The World’s 50 Best Restaurantes.
Y, por si quedaba alguna duda, aclara que sus consejos no van dirigidos a cocineros profesionales, ya que se trata de elaboraciones sencillas, rápidas y con ingredientes «fáciles de encontrar en el supermercado» para «echar una mano» a quienes no son tan duchos.
Así, con un coste por menú que no sobrepasa por regla general los cuatro euros, el chef invita a preparar sanfaina con bacalao al tiempo que propone un debate sobre qué es la tradición: «Podéis cambiar el ingrediente que queráis y añadir otros, porque el tomate y el pimiento, por ejemplo, base de esta receta, vinieron de América». De hecho, cuando trabajaba en elBulli, se hacía su ración sin pimiento, el único ingrediente que no le gusta.
Recomendaciones para organizar la compra y evitar salidas innecesarias, y trucos para no ensuciar muchos cacharros, se alternan de la mano de Adrià con platos como las salchichas con tomate, la vichyssoise o los espaguetis con tomate. Todo gracias a vídeos en los que cuelga las pautas precisas 
recetas de la memoria. El chef catalán no es el único estos días de estado de alarma que hace uso de las redes para compartir lo que mejor se le dá hacer. Difundir recetas familiares en internet es una práctica muy común entre los cocineros y es, precisamente, la iniciativa propuesta por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), a la que se están sumando rostros conocidos de la cultura y la gastronomía con el fin de que todos se sientan «conectados» con familiares y amigos aunque estén lejos.
Bajo la etiqueta #LasRecetasNoEntiendenDeFronteras, se trata de un reto lanzado durante la pandemia ddentro de la campaña solidaria Acoge un plato, que acerca la situación de las personas refugiadas a la sociedad española «a través de un lenguaje universal: la cocina». Una llamada a la sociedad a compartir las propuestas gastronómicas que les conectan con sus familiares y amigos para sobrellevar el confinamiento y demostrar que las recetas no entienden de fronteras, muros o paredes.