scorecardresearch

«El objetivo de Fundación Ávila es dar soluciones»

I.Camarero Jiménez
-

Carlos Carrera dirige desde hace poco la Fundación Ávila, con ganas de escuchar y la experiencia de años trabajando desde dentro llega a este lugar que quiere que los abulenses sientan como propio y encantado con el equipo que le ha tocado en suerte

«El objetivo de Fundación Ávila es dar soluciones» - Foto: Isabel García

Hace escasas semanas Carlos Carrera (Ávila 1980) asumía las riendas de la Fundación Ávila, un lugar que quiere que los abulenses sientan como propio, que acudan allí con sus proyectos, sus ilusiones y también para disfrutar de la actividad que siempre han puesto sobre la mesa, con la cultura y las acciones sociales como hilo conductor y en el que asegura que mucho va a aportar Caixabank y Fundación La Caixa puesto que la colaboración «es total» y «van a hacer un gran esfuerzo por Ávila».
Carrera es abulense y se puede decir que «a mucha honra» porque adora esta ciudad por la que ahora puede luchar, ya que han puesto entre sus manos «el instrumento» adecuado que es la Fundación a través de la cual quiere establecer una red de colaboraciones necesarias para ver crecer a esa tierra que ama. Sin duda «hay que juntarse».  En Ávila capital nació, creció y a tenor de sus palabras fue (y sigue siendo) tremendamente feliz. Aunque estudió su carrera (Empresariales) en Salamanca, otra ciudad «que me encantó», es un honor claramente trabajar por «su» hogar, en el que está asentado con su mujer y sus dos hijos.

 

¿Qué es lo primero que se le viene a la cabeza sobre Ávila?
El sol y la luz que tiene Ávila y ese contraste de ser una ciudad tan fría, pero que siempre está tan iluminada y los cambios que esa luz produce en la muralla, en las iglesias... Siempre tenemos esa luz tan cálida que hace que parezca que  la ciudad renace.

¿Qué es lo que más le gusta de Ávila?
La vida que tiene, al revés de lo que se piensa. Tenemos una sociedad que sonríe y un lugar con gran calidad de vida, en el que te puedas encontrar a un amigo en cualquier lugar;  también la amabilidad de los abulenses o que puedas ir a los sitios andando, sin ir más lejos a buscar a los niños.

¿Y lo que menos?
Lo poco que conocemos de una provincia de la que yo estoy enamorado. Yo la he recorrido y tenemos rincones impresionantes. ¡Ojo,  qué no es una crítica! Es para animar sencillamente a que la gente lo conozca.

Un lugar para perderse.
Pues dos lugares de la provincia: Arenas de San Pedro y Navaluenga. En cuanto a Arenas no creo que haya un sitio con más paz; y sobre Navaluenga concretaría más, Venero Claro, un lugar para ver amanecer, para ver naturaleza y para reecontrarte con ésta y contigo mismo. 
Un recuerdo de su infancia.
Jugar con mis amigos libremente. Una infancia que fue feliz y de libertad y sin miedo.

Un personaje abulense que le haya marcado.
Pues mi madre y mi padre, sí, porque me han aportado tanto. A veces divinizamos a personajes cuando lo mejor, sin duda, está tan cerca. Fueron quienes me inculcaron la cultura del esfuerzo, pero capaces de hacerlo amablemente. Vivían por y para los demás y no voy a tener ni mayor ni mejor referencia nunca que ellos. A su vez uno y otro eran muy diferentes, pero complementarios.

El mayor cambio que necesita Ávila es…
Tenemos que aprender de los fracasos y no tener miedo a cometerlos porque de ese modo sabremos que al menos nos habremos arriesgado.

Y Ávila tiene que mantener…
La alegría de sus gentes y nuestro espíritu. No hay que avergonzarse de ser una ciudad pequeña porque tiene muchas ventajas.

¿Qué le parece Ávila hoy?
Me encanta. Ahora bien yo apostaría porque nos unamos más, juntarnos del más grande al más pequeño. Cuenta con un producto impresionante, pero hay que ser ambiciosos y mejorar.

¿Cómo ve Ávila en el futuro?
Creo que el futuro lo tiene fantástico. Tenemos todo para que nos envidien: materia prima, patrimonio... Lo tenemos y hay que explotarlo.

¿Qué puede aportar a Ávila y a su provincia?
Dado que tengo el instrumento adecuado, la Fundación Ávila, puedo poner las ganas para explotar el mucho talento que hay en Ávila. Ofrezco esas ganas, experiencia y el conocimiento. 

 

 

Lea la entrevista completa en la edición impresa