scorecardresearch

Al pinchazo, con ilusión

B.M
-

Este martes se vacunó en la capital y algún punto de la provincia a los nacidos en 2009 con 12 años cumplidos, los últimos incluidos en la estrategia. La asistencia al llamamiento estos días a la franja de edad que cierra las primeras dosis está sien

Al pinchazo, con ilusión - Foto: David Castro

La imagen de las filas en el hospital Provincial para vacunarse contra la covid-19 ha sido diferente estos dos primeros días de semana. Donde antes había personas solas, primero mayores y luego cada vez más jóvenes, se ha dado paso a los niños, acompañados por su padres que han ido a pasar por el pinchazo que les tiene que ayudar a tener menos riesgo de contagio covid.

En este momento la estrategia de vacunación incluye a los niños de hasta 12 años cumplidos, aunque está pendiente de ver si hay alguna actualización que contemple a los más pequeños. Pero hoy por hoy los de 12 años son los últimos por pasar por esta vacunación. En el caso de la capital, los niños y jóvenes ente 12 y 15 años han pasado estos dos últimos días. Son los nacidos en 2006, 2007, 2008 y 2009, cerrando así el ciclo. Lo mismo sucede en la provincia, donde se completarán los llamamientos el próximo día 30 de agosto en Sotillo de la Adrada.

Lo cierto es que en Ávila, y algún punto de la provincia, el martes era el último llamamiento para primeras dosis. A partir de ahora quedan los de las segundas y las autocitas para quien quiera vacunarse. Opciones va a seguir habiendo y eso se quiere dejar claro desde Sanidad.

Ana Arconada, directora médica de Atención Primaria, explica que en este grupo de edad se está consiguiendo un porcentaje de aceptación muy elevado, en torno al 85 ó 90 por ciento, teniendo en cuenta que «estamos vacunando a gente que no ha tenido la infección previamente y este verano sí que ha habido un porcentaje de gente de estas edades que ha podido ser positivo». Y lo que es más, los equipos de vacunación transmiten que los jóvenes van «muy ilusionados, se ve que vienen contentos a vacunarse». Esto se transmite en los propios equipos que «están muy contentos también de ver a tanta gente joven vacunándose».

La gran mayoría acuden acompañados por su padre, madre o ambos y hay pocos que van con otro familiar que no sea el tutor legal y sí llevan el consentimiento, que es obligatorio en estos casos.

A primera vista la aceptación en esta franja de edad parece mejor que en la anterior, pero se han dado cuenta que había un porcentaje de ese grupo que era población activa y se habían vacunado en anteriores colectivos priorizados por lo «que realmente el porcentaje no era tan bajo como nosotros pensábamos».

«Yo creo que la aceptación de la campaña en Ávila está siendo bastante buena», insiste Ana Arconada, que además pone de relevancia un punto más. Se trata de que se han detectado que en los últimos días están viniendo más embarazadas. Recuerda la doctora que se recomienda la vacunación en las embarazadas, porque disminuye el riesgo de complicaciones para la madre y para el feto.

En estos días se está viendo que en algunos casos hermanos próximos en edad acuden juntos a vacunarse y, por ejemplo, el lunes hubo más gente de la que esperaban. Además, se nota mucho en las colas que van con acompañante, por lo que «en algunos momentos del día hubo más jaleo», a primera hora de la mañana o media mañana y luego las tardes son más tranquilas, aunque «no ha habido ningún problema especial».

Sí que para las personas con tarjeta Sacyl el registro es muy rápido pero los que tienen asistencia sanitaria con una mutualidad, y que encima son niños beneficiarios de sus padres, se genera «un poco más de problema en el registro en el programa y paraliza un poco» pero es algo que hay que hacer. Pero en todo caso «la fila va muy rápido, no se tarda mucho en ponerse la vacuna».

cambios. Uno de los cambios que están pendientes es que, si ahora se ponía la vacuna a los seis meses a las personas que habían pasado la covid, este tiempo se quiere reducir a entre uno y dos meses. Por el momento, dice Ana Arconada, no tienen una orden específica al respecto y lo que indica la estrategia es que «preferiblemente» se ponga a partir del sexto mes. Pero con nuevo estudios y las nuevas cepas se habla de esa reducción y desde Ávila se afirma que si alguna persona acude antes de esos seis meses «no se pondrá impedimento» para administrar la vacuna.

Esto es uno de los cambios que se espera en el futuro, al igual que está pendiente de qué se hará con los menores de doce años y las terceras dosis. Es por eso que, aunque ahora se está llegando a los últimos llamamientos, el proceso de vacunación no va a parar. El día 30 se terminarán las citas de primeras dosis en Sotillo y ya se está trabajando para abrir una autocita los días 30 y 31 de agosto en el hospital Provincial, en horario de mañana y tarde, para personas entre 12 y 40 años. Se ha elegido esta franja de edad porque para los mayores de 40 años ha habido muchas recaptaciones y es necesario dar más oportunidades a todos. 

Además, hay otro tema pendiente, dado que ahora se vacuna a los nacidos en 2009 siempre que hayan cumplido los 12 años, lo que quiere decir que de aquí a diciembre habrá otros niños que lleguen a esta edad y habrá que vacunarlos. Es decir, seguirá habiendo autocita para ir incorporando a todo aquel que se quiera vacunar y llegar al mayor porcentaje posible.